En 1985, la firma italiana Brembo registró la primera patente de una idea revolucionaria en los sistemas de frenos: la bomba radial.

La idea y su desarrollo provienen del mundo de las carreras, donde los problemas de espacio en las motos de competición llevaron a la búsqueda de soluciones más compactas y menos voluminosas. Con este nuevo concepto se mejoraba la ergonomía del piloto, logrando que su acción sobre el freno de mano fuera más eficaz, además de reducir el tamaño del sistema. 

La peculiaridad de esta solución es su configuración, que transmite la fuerza ejercida por la mano del piloto directamente al pistón, en la misma dirección, eliminando las pérdidas de fricción debidas a la descomposición de las fuerzas en múltiples componentes.

Esto significa que tanto la fuerza aplicada sobre la palanca, como la propia de la misma maneta sobre el pistón de la pinza de freno, actúan en el mismo sentido, es decir, radialmente con respecto al punto de anclaje del cilindro maestro y del manillar. Este esquema de construcción ofrece muchas ventajas, entre ellas, poder diseñar la bomba optimizando los parámetros hidráulicos y mecánicos, a fin de mejorar las prestaciones.

Brembo bomba radial

Una moto con bomba radial gana el Mundial de 500 cm3 

En el año 1986, la bomba radial hizo su primera aparición en los circuitos, montada en la Yamaha YZR OW de 500 cmy pilotada por el californiano Eddie Lawson, quien a la postre ganaría el mundial de la categoría reina. Lawson apreció de inmediato la extraordinaria linealidad de respuesta del nuevo componente. Esto convenció a Brembo para seguir desarrollando la idea y resolviendo algunos problemas que surgieron en su desarrollo.

En 1988, se patentaron dos nuevas evoluciones del concepto inicial, haciendo que la bomba radial fuera muy parecida a la actual. Tuvieron que pasar 14 años, hasta 2002, para ver la bomba radial montada en una moto de serie: la Aprilia RSV 1000.

Durante 2007, Brembo presentó la nueva bomba de freno 19RCS, que destacó rápidamente por sus innovaciones tecnológicas. Esta solución radial patentada por Brembo deriva de la usada en MotoGP y, gracias al innovador sistema de regulación, permite adecuarla a los diferentes usos de los pilotos, incluso de los más exigentes.

Brembo bomba radial

Hasta ese momento, el mundo de las bombas de freno ofrecía solo dos alternativas: un producto de carreras o una bomba de uso en carretera. Quienes daban a la moto un uso diario se inclinaban más por la bomba de carretera de 19x20 milímetros, que permite una frenada más suave y progresiva, respondiendo con suavidad incluso con el firme en malas condiciones.

Por su parte, los que preferían experimentar la emoción de apurar centésimas de segundo en las sesiones de circuito, optaban por una bomba Racing 19x18 milímetros, que asegura una mayor potencia de frenada desde el instante en que se acciona la palanca. Por lo general, la 19x18 se recomienda para motos con pinzas de 4 pistones, de diámetro 32/36, 34/34 y 30/34; mientras que la 19x20 es más adecuada para las otras pinzas.

Una sola bomba de freno, dos configuraciones a elegir

Con el sistema RCS (Ratio Click System), montado en la bomba de freno radial 19RCS, Brembo introducía por primera vez la capacidad de cambiar las características fundamentales de la bomba de freno, permitiendo al piloto ajustar las sensaciones de la moto a sus preferencias personales. El sistema permite al piloto cambiar la relación de la palanca, adaptando las diferentes características del sistema de frenos, de conducción y de uso a las diferentes situaciones, como por ejemplo, las condiciones de asfalto mojado o seco, la mayor o menor adherencia del firme, el estilo de conducción, etc.

La bomba de 19 milímetros puede instalarse en cualquier moto con doble disco delantero, ofreciendo las ventajas de disponer de dos bombas de freno, a elegir entre una unidad de 19x18 mm, que ofrece una potencia de frenado más modulable, pero requiere un recorrido del freno ligeramente más largo y otra unidad de 19x20 mm, que ofrece una sensación en la palanca del freno más de tipo urbano.

Brembo bomba radial

La característica innovadora es que esta bomba permite cambiar de configuración en pocos segundos, gracias a la regulación de la distancia entre los ejes de la bomba a 18 o 20 mm, tan solo girando 180 grados con un destornillador el regulador que está situado en la parte delantera de la palanca.

El sistema emplea una leva (de color rojo cuando está situado en los 18 mm y negro cuando está regulado en los 20 mm), que desplaza 2 milímetros la distancia entre el punto de apoyo y el de contacto en la varilla de empuje de la bomba de freno: el resultado es una distribución diferente de la fuerza de frenada, sin modificar el rendimiento del sistema, en términos de pura potencia. 

Más noticias de motos en Motor1.com:

Forma parte de algo grande

Brembo bomba radial