Estrena motores y un diseño más próximo al del Porsche Cayenne.

El Porsche Macan llegó al mercado en 2014 y, cuatro años después, la marca alemana acaba de presentar el restyling de su exitoso todocamino. Un modelo que se actualiza con retoques estéticos para acercar su imagen a la del Cayenne, además de con una mayor dotación tecnológica, de cara a competir contra los modelos más modernos de la categoría. 

Porsche Macan 2019 vs. 2014
Porsche Macan 2019 vs. 2014

Frontal: los cambios son pequeños

El frontal del Porsche Macan 2019 sufre una ligera evolución. Ahora, los intermitentes se han integrado en los faros principales que, a su vez, incorporan las luces con tecnología de tipo LED, de cuatro puntos, ya presentes en los nuevos Porsche Cayenne y Panamera. Por otro lado, los paragolpes cuentan con dos nuevas tomas de aire en los laterales, así como un pequeño spoiler. En cualquier caso, no son cambios demasiado bruscos.

En las fotos que ilustran esta noticia, el Porsche Macan está pintado en el nuevo color Miami Blue, que genera un agradable contraste con los detalles en negro de la carrocería. Además, también son nuevos los tonos Mamba Green Metallic, Dolomite Silver Metallic y Crayon Grey, en la lista de opciones. Las nuevas llantas de 20 y 21 pulgadas también ayudan a refrescar el aspecto del modelo.

Porsche Macan 2019 vs. 2014
Porsche Macan 2019 vs. 2014

La trasera cambia notablemente

A diferencia del frontal, los cambios de diseño en la trasera del Porsche Macan 2019 son mucho más evidentes. Las luces traseras ahora recorren la trasera de lado a lado, al igual que sucede en el nuevo Porsche Cayenne. Un elemento que también estará presente en los futuros Porsche 911 y Taycan EV.

Porsche Macan
Porsche Macan 2019

Un interior más tecnológico

En el habitáculo, encontramos el salpicadero totalmente rediseñado, en el que se ha incorporado una nueva pantalla de 11,0 pulgadas para el sistema multimedia (sustituye a la anterior de 7,0 pulgadas), así como unos aireadores que se han desplazado hacia la parte baja de la consola central. Por otro lado, el sistema de control por voz ahora es de serie, y se incorpora la aplicación Offroad Precision, que permite grabar las imágenes percibidas por la cámara del frontal, cuando se circula fuera del asfalto.

Porsche también ha incorporado algunos elementos opcionales en el habitáculo. Por ejemplo, el volante deportivo GT, procedente directamente del Porsche 911, así como un parabrisas térmico, un ionizador para mejorar la calidad del aire en el interior o el asistente de conducción en atascos Traffic Jam Assist que, hasta 60 km/h, es capaz de frenar, acelerar y girar por sí solo al circular en retenciones. 

Porsche Macan 2019, más información:

¿Qué pasa con los motores?

Como mecánica de acceso a la gama se mantendrá el propulsor turboalimentado de gasolina, de 2,0 litros y cuatro cilindros, pero con una potencia que se verá reducida desde los 252 CV hasta los 245. Por su parte, en el Macan S incrementará la potencia de los 340 a los 354 CV; mientras que en la versión Turbo, el actual propulsor 3.6 V6 desaparecerá en favor de la mecánica 2.9 V6 de 440 CV, presente en el Cayenne S.

Galería: Porsche Macan 2019