Este deportivo icónico alcanzaba las 9.000 rpm.

Honda ha desarrollado excelentes automóviles durante décadas. Muchos de ellos tenían en común el icónico motor de gasolina atmosférico VTEC, como en el caso de varias generaciones del Civic Type R o del Accord. No obstante, fue en el Honda S2000 donde adquirió una notable relevancia. Desde luego, este deportivo merece el calificativo de icónico y no está de más repasar su historia.   

Su trayectoria dio comienzo en 1995, año en el que se presentó el prototipo Honda Sport Study Model. Se trataba de un ejercicio de estilo con carrocería de aluminio y una distribución de pesos perfecta: un 50% para cada eje. Después de viajar por el mundo y exhibirse en varias citas automovilísticas, la marca japonesa decidió llevarlo a producción y celebrar de este modo el 50 aniversario de la compañía.  

Nombrado S2000, como guiño a la serie S de Honda, montaba un propulsor de 2,0 litros y 240 CV, capaz de alcanzar 9.000 rpm, un registro espectacular a finales del siglo XX. El coche estuvo en el mercado durante diez años, de 1999 a 2009, y siempre se caracterizó por ser ligero, ágil y muy adrenalínico. 

Honda S2000 2006
Honda S2000 2006

Honda S2000, restyling en 2004

En cierto modo, el coche presentaba dos caras. Por debajo de las 4.000 rpm, el Honda S2000 mostraba un empuje convencional, pero a partir de esa barrera, hasta el corte de inyección, el conductor experimentaba sensaciones únicas al volante. Lo habitual era apurar al régimen todo lo posible, así que las unidades que se encuentran actualmente a la venta no suelen lucir un buen estado mecánico.  

El biplaza japonés no era particularmente llamativo, sino que optaba por líneas discretas. Este diseño 'limpio' ha servido para que el coche esté envejeciendo muy bien, sin mostrarse particularmente desfasado. 

Honda S2000 2006

Volviendo a su historia, en 2004 recibió una serie de interesantes mejoras. Entre ellas, barras antivuelco más gruesas, ligeros cambios estéticos y una puesta a punto optimizada, que reducía la tendencia del coche a sobrevirar. Asimismo, el Honda S2000 podía adquirirse con un techo duro, ideal para los días de lluvia y frío. 

En diferentes países y regiones, se comercializaron varias ediciones especiales, como el Type S para Japón y el Club Racer para América, que hicieron incrementar la exclusividad del modelo. Actualmente, existen rumores sobre un sucesor, pero no hay nada oficial, así que lo único que nos queda en desearlo con fervor, para que Honda atienda nuestras peticiones...  

Otros modelos míticos:

Galería: Honda S2000 2006