El coche que Ford se regaló a sí misma.

El Ford GT40 es uno de los coches de competición más célebres por una razón: fue capaz de vencer a Ferrari en las 24 Horas de Le Mans. De hecho, este modelo, cuyo nombre hace alusión a sus 40 pulgadas de altura, ganó cuatro veces consecutivas la prueba entre 1966 y 1969... acabando con seis años de dominio del fabricante italiano. Tal fue la importancia de este modelo para Ford, que decidió resucitarlo, en 2004, para celebrar su primer siglo de vida. 

¿Un dato curioso? El Ford GT de 2004 no podía llamarse GT40, como su antecesor, debido a que su altura era de 44 pulgadas. Sin embargo, más allá de este formalismo, ambos automóviles compartían muchas cosas en común. Los dos equipaban un motor V8 en posición central, sus siluetas resultaban muy similares y contaban con unas puertas que se integraban en el techo. Para terminar, Carroll Shelby fue el encargado de supervisar la puesta a punto de ambos deportivos.  

Ford GT 2004
Ford GT 2004

Ford GT 2004: 542 CV sin control de tracción

Este Ford incorporaba un motor 5.4 V8, con 542 CV, una cifra espeluznante, si tenemos en cuenta que carecía de control de tracción. La encargada de llevar la potencia hasta al eje trasero, era una caja de cambios manual, de seis velocidades, fabricada por el especialista Ricardo. Una combinación que le permitía acelerar de 0 a 100 km/h en unos impresionantes 3,9 segundos y alcanzar los 330 km/h. Datos que hoy día siguen siendo impresionantes. 

En total, Ford fabricó más de 4.000 unidades de este superdeportivo, entre 2002 y 2006, incluyendo el concept car GTX1: un prototipo que pretendía anticipar una versión sin techo del GT... que nunca llegó a materializarse. 

Cuando se presentó, este Ford tenía un precio de 110.000 euros, pero en la actualidad, te será casi imposible adquirir una unidad de este coche por menos de 350.000 euros. ¿Una curiosidad? Mira fijamente los faros delanteros: este coche se construyó para celebrar el primer siglo de vida de la compañía y los elementos internos de estas ópticas están diseñados para parecerse al número 100. 

Más información sobre Ford en Motor1.com:

Galería: Ford GT 2004