¿Cómo sería una versión modernizada del Volkswagen Beetle?

Circulan rumores que aseguran que el actual Volkswagen Beetle 2018 podría quedarse sin sucesor. No es una buena noticia, pero, de ser así, todavía nos queda una espectacular preparación, llegada desde Alemania y realizada a partir de un Volkswagen Escarabajo clásico, denominada Memminger Roadster 2.7.

Llegados a este punto, te preguntarás quién es Memminger. Se trata de una compañía nacida a finales de los años 70, que se especializó en la fabricación de acero. Sin embargo, a finales de 1992, su fundador, Georg Memming, comenzó a restaurar Beetle antiguos, dando un giro al rumbo de la compañía. 

Ahora, Memminger Feine Cabrios nos presenta lo que en sus propias palabras "podría ser un Beetle moderno".

Más sobre el Volkswagen Beetle:

Mega-Käfer von Memminger

Roadster 2.7: un Beetle reinterpretado

Desde el punto de vista mecánico, este modelo poco tiene que ver con el original. Desarrollado sobre un chasis tubular de acero, está impulsado por un motor bóxer de cuatro cilindros, refrigerado por aire y con 2,7 litros de cilindrada, inspirado en el Type 4 que montaban originalmente estos Volkswagen

Esta mecánica, aparejada a una caja de cambios manual, de cinco velocidades, desarrolla 210 CV y 247 Nm de par máximo, que le permiten alcanzar 200 km/h.

Y si miras este Beetle de perfil, te darás cuenta que sus proporciones no son idénticas a las del modelo original. Eso se debe a que ha habido que alargar la batalla, para ubicar el propulsor en posición trasera, y a que la longitud se ha incrementado hasta los 4,0 metros.

Mega-Käfer von Memminger

Un interior minimalista

En materia de diseño, este modelo bien podría pasar por un Beetle de los de siempre, modernizado con algunas ideas tomadas del Porsche 356 Speedster y un interior puesto al día con un estilo moderno y retro a la vez. Por ejemplo, sirve como ejemplo la instrumentación, que solo incluye un velocímetro, un indicador de presión del aceite y un reloj analógico

También se han eliminado los elementos superficiales, entendiendo por superficiales los tiradores y los panales de las puertas, que dejan al descubierto parte del acero del chasis. 

Por lo demás, el Memminger Roadster todavía no tiene precio, pero sabiendo que tan solo se fabricarán 20 unidades, te aseguramos que no será barato. 

Memminger Roadster

Más información sobre coches clásico:

Memminger Roadster, un Beetle clásico reinterpretado