Antes de huir despavorido, te recomendamos que des al 'play'.

Sinceramente, no daba un duro por esta noticia. ¿Qué interés puede tener una carrera de la aceleración con un Cadillac Escalade como protagonista? Con sus 2.720 kilos de peso, ¿no sería algo parecido a una ballena de competición?

Nada tenía sentido. Hasta que, con algo de desprecio, di al 'play'. Y entonces, un enorme Hennessey Escalade, con los neumáticos traseros humeantes haciendo 'burnouts', aparece en la pantalla. Potencia americana en su expresión más pura. Tanta, como para humillar a uno de los 'muscle car' más reputados, en una carrera de aceleración: el Camaro ZL1

Más vídeos de aceleración, en Motor1.com:

Hennessey Escalade vs. Chevy Camaro ZL1
Hennessey Escalade vs. Chevy Camaro ZL1

Una preparación 'made in Hennessey' 

Porque no es lo mismo un Cadillac Escalade que un Hennessey Escalade. No es que los 420 CV del Cadillac original sean una cifra desdeñable, pero vas listo si, con eso, pretendes arrancar las pegatinas a un Camaro ZL1. Sin duda, hace falta algo más. El doble, aproximadamente.

Y ahí es donde entra en juego el afamado preparador norteamericano Hennessey. De hecho, encomendado a su mecánica de 800 CV de potencia y a un eficaz sistema de tracción total, el SUV norteamericano acelera desde parado como un auténtico resorte, mientras el morro apunta al cielo.  

El vídeo también refleja lo importante que es la aerodinámica, ya que, incluso con grandes cantidades de potencia y par, no se puede luchar contra la resistencia al viento. Y ahí es donde el Camaro ZL1 empieza a recuperar el terreno perdido. De hecho, si la carrera hubiera sido algo más larga, el resultado hubiera sido diferente... 

Más información sobre Hennessey en Motor1.com:

Galería: Hennessey Cadillac Escalade vs. Chevrolet Camaro ZL1