Podría llegar dentro de una década.

Porsche pretende comercializar un coche de calle basado en el Mission E Concept relativamente pronto, pero no será el sucesor del Porsche 918 Spider. Y es que, según ha confirmado el jefe de investigación y desarrollo de la compañía, Michael Steiner, hasta que no se descubra una tecnología revolucionaria en el campo de las baterías, la marca no comenzará a trabajar en su buque insignia. 

“Que exista un superdeportivo en el futuro es una cuestión de tecnología”, ha asegurado Michael Steiner. “Si tuviéramos que construirlo ahora sería híbrido. Pero ya lo hemos hecho con el 918”.

Dicho de otro modo, Porsche pretende crear un superdeportivo eléctrico. Y debe ser más rápido que el 918 Spyder en todos los escenarios imaginables: aceleración en línea recta, tiempos por vuelta en circuito, velocidad de paso por curva...

Sin embargo, construir un automóvil de estas características con las baterías actuales no sería viable, ya que deberían descargarse a una gran velocidad, algo que reduciría rápidamente la autonomía y, en última instancia, su vida útil.

"Y no creo que nuestros clientes conciban la batería como un elemento reemplazable", sentencia Steiner. Ademas, el dirigente alemán también ha sugerido que los nueve años que pasaron entre los lanzamientos del Carrera GT y el 918 Spyder, "podrían ser más en esta ocasión".

Porsche, más información en Motor1.com:

Porsche 918 Spyder facelift render

Un paso intermedio lógico entre el Porsche 918 y su sucesor, será el primer monoplaza de Porsche en la Formula E. Los ingenieros de la compañía que ahora están destinados en el mundial de resistencia WEC, pronto comenzarán a trabajar en un superdeportivo eléctrico de calle. Tal vez, aquí nazcan las baterías que están buscando en la compañía. Esperamos que sea así. 

Forma parte de algo grande

Porsche 918 Spyder restyling render