Con una aceleración de 0 a 100 km/h en 3,9 segundos, el Porsche Cayenne Turbo es más rápido que todo un BMW M2 Coupé.

Tres segundos y nueve décimas. Ese el tiempo que invierte la versión más potente del Porsche Cayenne 2018 para acelerar de 0 a 100 km/h, siempre que esté equipada con el paquete Sport Chrono. Una cifra absolutamente impresionante... que se incrementa hasta los 4,1 segundos, en el caso de los modelos de serie.

Eso significa que el nuevo Porsche Cayenne Turbo 2018 resulta 0,1 segundos más rápido que el actual Cayenne Turbo S. ¿El gran responsable? Su motor de gasolina, 4.0 V8 biturbo, que desarrolla 550 CV y 770 Nm de par máximo. O lo que es lo mismo, 30 CV y 20 Nm más que el modelo al que sustituye. 

Porsche Cayenne  Turbo 2018

Como era de esperar, para transmtir la potencia al suelo, recurre a la transmisión automática con convertidor de par Tiptronic S, de ocho velocidades, combinada con el sistema de tracción total Porsche Traction Management (con PTM)

Porsche Cayenne 2018, más información:

Pero si lo comparamos con el resto de los SUV... ¿cómo de rápido es el Porsche Cayenne Turbo 2018? En realidad, es el tercer todocamino más veloz del planeta, tras el Jeep Grand Cherokee Trackhawk, al que sus 157 CV extra le permiten acelerar de 0 a 100 km/h en 3,5 segundos. El ganador es el imbatible Tesla Model X P100D, que completa la maniobra en tan solo 3,1 segundos. Otro asunto será cuando lleguen las curvas... 

Y es que, este Porsche Cayenne 2018 es el primer todocamino del mundo en incorporar un alerón de techo activo. Según la marca, en función de su posición, "puede optimizar la eficiencia, el apoyo aerodinámico en el eje trasero o bien, puede funcionar como aerofreno en las frenadas a alta velocidad". Además, en una frenada de 250 km/h a 0, es capaz de reducir la distancia de detención en 2 metros

Porsche Cayenne  Turbo 2018
Porsche Cayenne  Turbo 2018

Detenerse es otra de las grandes especialidades de este todocamino, que incorpora de serie los frenos Porsche Surface Coated Brake (PSCB), consistentes en unos discos de hierro recubiertos en carbono. Además, de forma opcional, puede equipar los insuperables frenos carbocerámicos Porsche Carbon Ceramic Brakes (PCCB).

Por si eso fuera poco, tampoco faltan una suspensión neumática de tres cámaras, combinada con la suspensión adaptativa PASM, un sistema de dirección a las cuatro ruedas o las estabilizadoras activas Porsche Dynamic Chassis Control (PDCC).

¿Nuestro consejo? Si te cruzas con el Porsche Cayenne Turbo 2018, no intentes adelantarlo.

Porsche Cayenne  Turbo 2018

 

Forma parte de algo grande

Porsche Cayenne Turbo 2018, imágenes oficiales