El circuito estadounidense de Road Atlanta, en Georgia, tiene una longitud de 4.088 metros.

Porsche puede lucir, orgullosa, un puesto entre las leyendas de la automación, en especial, gracias al 911. El sustituto del Porsche 356, en 1964, sigue siendo hoy día la referencia entre los vehículo deportivos. En este sentido, debemos apuntar que el fabricante alemán ha evolucionado su modelo a través de siete generaciones, fundamentalmente a través de la competición.

Porsche 911 Carrera RSR 3.0 de 1974

En el video podemos ver uno de esos coches que han marcado la historia deportiva de la marca, concretamente, el 911 RSR 3.0 de 1974. Un coche basado en la segunda generación del 'Nueveonce', que añade una jaula antivuelco con tubos de aluminio, además del famoso motor con seis cilindros y 3,0 litros de cilindrada. Una mecánica que desarrolla una potencia de 330 CV, asociada a una caja de cambios manual de cinco velocidades.

Porsche 911 Carrera RSR 3.0 de 1974

Porsche 911 RSR 3.0, cargado de éxitos deportivos

El vehículo va a cosechar numerosos éxitos deportivos, especialmente gracias a los equipos Gelo (Georges Loos), Kremer y Brumos. En total, se fabricaron aproximadamente unos setenta vehículos, siendo la elección perfecta de muchos equipos de aficionados.

En la actualidad, los RSR son objetos codiciados por los coleccionistas o por los pilotos que compiten en carreras de históricos. Sobra decir que los 911 RSR destacan por la versatilidad de la que disfrutan así como por la fiabilidad que brindan a sus pilotos, siendo los dos argumentos más importantes a su favor.

Porsche 911 Carrera RSR 3.0 de 1974
Porsche 911 Carrera RSR 3.0 de 1974
Porsche 911 Carrera RSR 3.0 de 1974

En el video que acompaña a esta noticia, podemos ver una unidad rodando por el circuito norteamericano de Road Atlanta, en Georgia. Un trazado con una longitud de 4.088 metros, con numerosos cambios de rasante, ideales para que se luzca el 911.

Por otra parte, también puedes deleitarte con la hipnótica melodía que emiten los escapes del modelo alemán. Un sonido característico de su motor de seis cilindros y que, todavía hoy, permite diferenciar a los deportivos nacidos de la fábrica de Zuffenhausen del resto de sus rivales.

Otras noticias relacionadas:

 

Forma parte de algo grande