Son diez deportivos con motores bóxer, de cilindros en línea o en V, pero siempre sin hibridación.

Los motores de seis cilindros están de retirada. Cada vez es más habitual que en algunos modelos se sustituyan por bloques de cuatro cilindros, siguiendo la moda del 'downsizing', y en muchas ocasiones los propulsores V8 dejan paso a motores de seis cilindros, pero con hibridación. Ahora bien, esto no impide que, todavía, queden algunos coches que mantengan los seis cilindros, sin necesidad de contar con aporte eléctrico.

Hemos seleccionado los diez modelos más potentes, aunque no los limitamos a un coche por marca y, como ya hemos comentado, dejamos fuera todos aquellos modelos cuyo motor de seis cilindros cuenta con apoyo eléctrico, como es el caso del Land Rover Defender P400, de 400 CV, o el Honda NSX, de 581 CV, que combina un bloque V6 con tres motores eléctricos.

Incluso hay un diésel en la lista, ya que se ha colado entre los más potentes del mercado. En todo caso, cabe apuntar que esta selección arranca un poco más allá de los 300 CV, nada menos. ¿Te atreves a averiguar qué modelo quedará en primer lugar? Vamos a verlo.

Los deportivos con motor de seis cilindros más potentes