La filosofía 'downsizing' no está reñida con los vehículos voluminosos...

Estamos más que acostumbrados a ver urbanos y utilitarios con motores de tres cilindros, pero también hay modelos mucho más voluminosos que se benefician de este tipo de mecánicas. Nos referimos a los SUV compactos, vehículos que se encuentran en el entorno de los 4,30 metros de longitud y pesan alrededor de 1.300 kilos.   

Tanto de gasolina como de ciclo diésel, estos propulsores están turboalimentados, de tal forma que otorgan prestaciones más que suficientes para poder salir de la ciudad con solvencia... sin que los consumos sean disparatados. No pienses que los vehículos que recurren a este tipo de mecánicas son de bajo presupuesto. Al contrario, el listado está conformado por marcas Premium, como BMW, MINI o Volvo, y por otras que pretenden acercarse al cliente más exigente, como Peugeot.

En este caso, las cilindradas oscilan entre los 1,0 y los 1,5 litros, mientras que la horquilla de potencias se mueve entre 111 y 163 CV. ¿Quieres saber ya de qué coches estamos hablando? Pues continúa leyendo con atención.