Recordamos a los Lancia Delta S4, Peugeot 205 T16 y otros modelos nacidos para competir.

Hoy en día, el mundo está lleno de superdeportivos, que presumen de cifras de potencia disparatadas y prestaciones casi irreales, desarrollados a base de tecnología y una ingente inversión de dinero.

Ojo, no tenemos nada contra ellos, aunque, a veces, es cierto que resultan demasiado ostentosos (siempre mirando de reojo a Oriente Medio) y adolecen de un 'pedigrí' de competición que los haga únicos. 

Por eso, hoy hemos querido recoger, en esta lista, una serie de modelos que tienen las carreras en su ADN, procedan del certamen del que procedan.

Seguramente, muchos de vosotros estaréis pensando en el legendario Lancia Delta S4, protagonista involuntario, para bien o para mal, de la época dorada del mundo de los rallies: la era del Grupo B.

Este es un simple ejemplo de los modelos que podrás encontrar en nuestra selección, protagonistas indiscutibles de la historia del automovilismo. Si quieres conocerlos, no tienes más que pulsar en la imagen principal.