Son algunos de los propulsores más raros y poco comunes del automovilismo.

En el mundo del automóvil, hay motores de combustión de todo tipo. Durante los últimos años han estado de moda los de pequeña cilindrada (siguiendo la moda del 'downsizing'), muchos de ellos de tres cilindros, pero algunos incluso de dos, y con un cubicaje inferior al convencional.

Los hay atmosféricos, turboalimentados, sobrealimentados por compresor, e incluso híbridos, asociados a motores eléctricos, pero en este caso queremos hablar de los que, a lo largo de los años, han tenido una configuración más peculiar, con una disposición de cilindros poco habitual.

Durante el poco más de siglo de historia de la automoción, desde el primer vehículo considerado un automóvil, han existido motores muy raros, exclusivos o incluso disparatados. Algunos que, en la práctica, ni siquiera se han llegado a utilizar, o bien nunca llegaron a la producción en serie, y otros que han utilizado muy pocos coches y que, por tanto, son auténticas 'rara avis'.

Hoy vamos a repasar 10 de las motorizaciones más inusuales de la historia, que hayan tenido, eso sí, aplicaciones en coches. Si quieres conocer nuestra selección, pulsa en la parte derecha de la imagen para ver las siguientes diapositivas.