Dentro de la gama eléctrica de Renault, la marca francesa propone en el segmento C un crossover de carácter familiar, con un interior muy amplio, que con 625 km de autonomía debe posicionarse como el primer coche en la mayoría de los hogares.

Se trata del Renault Scenic E-TECH Electric 2024, una denominación histórica en la casa que se une a otros 'revival', como el reciente R5 y los futuros R4 (para 2025) y Twingo (2026). El coche complementa al Mégane E-TECH Electric, una opción SUV más común en el mercado. Si tienes hijos y te planteas ya el paso a un vehículo eléctrico, lee con atención. 

El Renault Scenic 2024, en cinco puntos clave:

Galería: Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024

Diseño

El Scenic, basado en la misma plataforma Ampere Medium que el Mégane eléctrico, es un vehículo bien trabajado en el apartado estético por el equipo de diseño dirigido por Gilles Vidal, procedente de Peugeot. De hecho, la parrilla con efecto tridimensional, las formas del capó y las luces diurnas con forma de bumerán representan soluciones cercanas a los modelos de la marca del león. 

Para optimizar el apartado aerodinámico, presenta manillas enrasadas, llantas de aleación con diseños específicos e interesantes deflectores en las esquinas traseras. Su formato crossover, con protecciones en la parte inferior, le aleja de los 'simples' turismos y el acabado Esprit Alpine acentúa la imagen deportiva, aunque tampoco hay cambios externos muy destacados. 

Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024
Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024
Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024

En concreto, el Scenic E-TECH Electric mide 4,47 metros de longitud, 1,86 de anchura y 1,57 de altura. Son cotas propias del segmento C, pero gracias a la destacada batalla de 2,78 metros, el espacio interior resulta propio de un modelo más grande. La altura libre al suelo apenas alcanza los 14,5 centímetros, con lo cual podrás adentrarte en pistas en buen estado y poco más.  

La gama comprende dos baterías NMC (níquel, manganeso y cobalto) con 60 y 87 kWh brutos de capacidad, que otorgan autonomías homologadas de 430 y 625 km, respectivamente. La básica se asocia en exclusiva al motor delantero de 170 CV y la segunda, sólo al de 220.

Ambas presentan una potencia de carga de 22 kW en corriente alterna (3,5 horas de 'llenado' la primera y 5 la segunda), mientras que, en continua, la cifra es de 130 kW en la batería pequeña (de 0 al 80% en 32 minutos) y 150 en la de mayor capacidad (0-80% en 37 minutos). El coche viene de serie con un cargador de 7 kW, mientras que el de 22 es opcional (1.500 euros).

Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024
Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024

Interior

De acuerdo, la cabina no ofrece tres plazas individuales en la parte trasera, pero salvo por ese detalle, la concepción supone una acertada vuelta a los monovolúmenes, tanto por espacio, como por luminosidad (con el techo panorámico) o por número de huecos portaobjetos. 

La estética interior recuerda a la del propio Mégane, con una instrumentación digital en formato apaisado y un monitor central en posición vertical, que se complementa con mandos convencionales para la climatización por debajo de él. En el caso del Esprit Alpine, hay una moldura en la puerta de color azul, con efecto degradado, que da la sensación de estar iluminada sin ser así.  

Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024
Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024
Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024

El volante presenta una forma peculiar 'de cara a la galería' (no le veo ventajas prácticas) e integra levas para los cuatro niveles de frenada regenerativa (todo un acierto), así como un mando satélite para los programas de conducción Multi Sense, incluido el Perso, que puedes configurar a tu gusto en la pantalla.

¿Puntos mejorables? Se mantienen las tres levas en la parte derecha de la columna de la dirección, que ciertamente pueden provocar equivocaciones, y la visibilidad trasera a través del retrovisor no es amplia, aunque el coche puede mostrarte lo que hay detrás de él a través de una cámara. 

Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024
Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024

Dentro de los huecos portaobjetos, me gusta mucho el central, por introducirse mucho por la parte baja del salpicadero, y también el oculto por el reposabrazos trasero. Las ayudas a la conducción se desconectan con facilidad, pulsando dos veces un botón, y el sistema multimedia continúa basándose un Google. Sin duda, la mejor opción de conectividad. 

Una curiosidad: diversos sonidos del vehículo, como el que informa a los peatones de su presencia, los ha creado Jean-Michel Jarre. Y no me quiero olvidar de citar la bomba de calor, de serie en toda la gama, para no perder autonomía a la hora de aclimatar el modelo a tu gusto. 

Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024
Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024
Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024

Echemos un vistazo a las plazas traseras. Disponen de enorme espacio para las piernas y también la cota de la altura es buena, al menos con el techo panorámico. Asimismo, la plaza central ofrece una mayor comodidad que la de muchos SUV y el suelo plano ayuda a lograr una posición natural.

La banqueta no se puede regular longitudinalmente, pero tampoco lo vemos necesario, y las puertas tienen un gran ángulo de apertura. Por su parte, el techo panorámico Solarbay puede dejar o no pasar por la luz, tanto de forma completa como por zonas, apretando un simple botón.

Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024
Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024
Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024

Pasemos al maletero, que ofrece entre 440 y 1.670 litros. Quizá resulte algo estrecho y cuenta con un umbral de carga muy alto que obliga a subir bastante las maletas. A cambio, se ha creado un práctico hueco bajo el piso para los cables de carga y hay una trampilla para introducir objetos largos. Si se abaten los asientos traseros, se genera un escalón.  

Mecánica

Como comentaba antes, la gama Scenic E-TECH Electric comprende dos motores de 170 y 220 CV en posición delantera, con los que se logran unas prestaciones más que suficientes, incluso yendo a plena carga, me atrevería a decir: 0 a 100 en 8,6 y 7,9 segundos, respectivamente. 

Los consumos homologados se sitúan en 16,3 y 16,8 kWh cada 100 km. En nuestro recorrido por el interior de la provincia de Málaga, con la versión más potente, hemos visto picos de 26 kWh/100 km y la cifra se ha fijado en el entorno de los 18,5, sin realizar una conducción cuidadosa. 

No hay mucha diferencia en la respuesta al acelerador entre los diferentes programas de conducción y el empuje, siendo inmediato, no resulta brusco en ningún momento, sino más bien lineal, lo que incrementa el agrado de conducción. 

Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024

En marcha

De primeras, que un coche eléctrico se equipare a un térmico por poder estar liberado de retención y disponer de levas siempre es un plus entre aquellos a quienes nos encanta la conducción 'tradicional'. En el Scenic así sucede.

Los neumáticos Michelin e-Primacy, desarrollados con la misión de lograr la máxima eficiencia posible, no generan ruido de rodadura pero tampoco proporcionan un destacado agarre lateral cuando se presentan curvas lentas y buscamos 'las cosquillas' al coche.

Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024

En este punto, la dirección ofrece una respuesta directa (2,34 vueltas entre topes), pero también muy filtrada y, por ende, poco informativa, algo habitual en los Renault, por otro lado. Las reacciones del vehículo recuerdan a las del propio Megane, con una respuesta suficientemente buena en los tramos técnicos, aunque con cierto carácter subvirador. 

En cualquier caso, el cliente objetivo buscará en el Scenic un coche confortable para viajar y lo es, sin pecar de una suspensión excesivamente blanda. Me ha quedado la duda del aislamiento aerodinámico por la zona de los cristales laterales, ya que he notado claramente el ruido del aire al golpear contra los retrovisores, yendo a velocidades de crucero por autovías. Lo volveremos a analizar en nuestros trayectos más habituales. 

Prueba Renault Scenic E-Tech Electric 2024

Equipamiento y precio

Toda la gama Scenic E-TECH Electric entra en el Plan MOVES III, con un máximo de 7.000 euros de descuento por achatarrar un coche viejo (ese dinero hay que tributarlo en la Declaración de la Renta) y los precios arrancan en 38.703 euros sin incluir descuentos.

Hay cuatro acabados: Evolution, Tecno, Esprit Alpine e Iconic. Renault indica que la variante de 220 CV y el acabado Tecno, por 45.493 euros, será el más demandado. Desde 450 euros, la marca francesa incluye el cargador doméstico, su instalación y una tarjeta de carga. En junio, se producirán las primeras entregas en nuestro mercado. ¡Vuelve el Scenic plenamente adaptado a la nueva era de movilidad! 

Versión Autonomía Precio
170 CV Evolution 430 km 38.703 euros
170 CV Tecno 430 km 41.613 euros
220 CV Tecno 625 km 45.493 euros
220 CV Esprit Alpine 625 km 48.015 euros
220 CV Iconic 625 km 49.373 euros

Renault Scenic E-Tech Electric 220 CV Iconic

Motor Delantero, transversal
Potencia 220 CV
Par máximo 300 Nm
Batería 87 kWh brutos
Autonomía eléctrica 610 km
Caja de cambios Transmisión fija, 1 velocidad
0-100 km/h 7,9 s
Velocidad máxima 170 km/h
Consumo 17,2 kWh/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,47 m
Anchura 1,86 m
Altura 1,57 m
Peso en vacío 1.842 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 440 l
Precio base 49.373 euros