Hace alrededor de año y medio, el gigante alemán Volkswagen presentó el Golf más potente de la gama, el Golf GTI Clubsport de 300 CV, aunque apenas un mes después, el fabricante desveló el Golf R, que le arrebató el puesto gracias a sus 320 CV de potencia.

Aun así, el Volkswagen Golf GTI Clubsport sigue teniendo el planteamiento más deportivo dentro de la gama, aunque no sea el Golf más rápido sobre el papel, ya que esos honores son para el R de tracción total. En todo caso, acabamos de probar el GTI Clubsport y te contamos todos sus secretos.

Galería: Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba

Diseño e interior

De un primer vistazo, ya es evidente que este Clubsport no es un Golf cualquiera. Resulta más llamativo de lo habitual, gracias a su spoiler de techo con borde en negro brillante, a los adhesivos del lateral o a sus generosas salidas de escape ovaladas.

En este caso, el modelo luce además el color de carrocería Plata Réflex Metalizado (655 euros), junto a las llantas 'Estoril' de 19 pulgadas (995 euros) en acabado bicolor y calzadas con neumáticos Continental en medidas 235/35 R19. A nuestro parecer, unas llantas mucho más atractivas que las 'Richmond' de 18 pulgadas que se incluyen de serie.

Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba
Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba
Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba

También incorpora un paragolpes específico, con rejilla inferior de tipo panal de abeja y sin las luces de marcha diurna del GTI convencional, elementos de color negro mate o faros LED Plus, que además están unidos visualmente por la característica franja de color rojo de los GTI, que recorre todo el frontal.

Pasando al habitáculo, llaman la atención los asientos de diseño Clubsport, eléctricos y con reposacabezas integrados, que en nuestro caso están tapizados en cuero perforado negro y blanco, con ciertos detalles y costuras en rojo. Unos asientos que resultan bastante cómodos pero que, sobre todo, recogen bien el cuerpo a la hora de afrontar tramos de curvas.

Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba
Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba
Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba

El GTI Clubsport incorpora ya de serie la instrumentación digital (Digital Cockpit), el sistema multimedia Discover Media con navegador integrado, la pedalera de acero inoxidable, el botón de arranque 'latiente' o un cargador inalámbrico para teléfonos móviles, entre otras cosas.

Como es habitual en cualquier Golf actual, la mayoría de funciones del vehículo, como la climatización, se integran en la pantalla multimedia, algo que no nos convence en absoluto, a pesar de que algunas de ellas tengan 'atajos' táctiles en la barra de mandos bajo la propia pantalla.

Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba
Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba
Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba

El mando del techo solar corredizo (1.150 euros), también táctil, no siempre responde de forma adecuada, y el botón para el freno de estacionamiento eléctrico está peligrosamente cerca del pequeño selector del cambio, y podemos activarlo por error.

Por su parte, el espacio en las plazas traseras también es bastante correcto, mientras que el maletero ofrece 374 litros de volumen. El suelo del mismo, además, se puede ajustar en dos alturas diferentes, y en general las formas del espacio de carga son bastante utilizables.

Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba

Un repaso técnico

Bajo el capó de este GTI Clubsport encontramos el archiconocido 2.0 TSI, en este caso con una potencia de 300 CV y un par motor máximo de 400 Nm, asociado a la transmisión automática DSG, de doble embrague y 7 velocidades, que envía la fuerza del motor a las ruedas delanteras, exclusivamente. Sobre el papel, acelera de 0 a 100 km/h en 5,6 segundos y alcanza una velocidad de 250 km/h (autolimitada).

Quizá más importante sea el hecho de que goce de una puesta a punto específica, con una suspensión (McPherson delante y multibrazo detrás) rebajada en 15 milímetros y con mayor caída positiva, o una dirección progresiva también con ajustes específicos. Los frenos también son más generosos y lucen pinzas de color rojo con la inscripción GTI.

Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba
Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba
Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba

Al volante

Una vez vista la teoría, pasemos a la práctica. El GTI Clubsport, como era de esperar, ofrece unas prestaciones más que respetables. El motor empuja con mucha fuerza, especialmente a partir de las 2.500 rpm, y tiene un sonido bonito. Si, además, seleccionamos los modos de conducción Sport o Special (Nürburgring), los petardazos y pedorretas están asegurados.

La motricidad general de este Clubsport es muy buena, suponemos que gracias al trabajo del diferencial de bloqueo electromecánico que equipa de serie, aunque con 300 CV en un tracción delantera, es normal que aparezca algo de 'torque steer', así que mejor agarrar bien el volante al acelerar a fondo.

Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba

Aun así, en conducción deportiva apenas surge subviraje y la trasera tampoco se escapa, manteniéndose siempre bien anclada al asfalto, incluso siendo agresivos. También cabe destacar el equipo de frenos, que ofrece una frenada muy poderosa.

La dirección resulta algo burguesa, quizá demasiado filtrada, al menos para el enfoque del coche. Echamos en falta algo más de peso, sobre todo porque, especialmente en frenadas fuertes, parece flotar ligeramente. La adherencia de los neumáticos, no obstante, resulta incluso sorprendente, y permite un paso por curva muy veloz. 

Volkswagen Golf GTI Clubsport, prueba

El Clubsport ofrece además un gran aplomo a cualquier velocidad y en cualquier tipo de vía y, a diferencia de lo que podríamos pensar, no resulta demasiado duro de suspensión. De hecho, aparece algo de balanceo y cabeceo de la carrocería al conducir de forma alegre. Por tanto, perfectamente utilizable en el día a día y para nada incómodo.

En lo que a consumo se refiere, durante la prueba hemos obtenido cifras de entre 8,5 y 9,0 litros, que no son bajas pero tampoco demasiado elevadas para el nivel de potencia del 2.0 TSI. Por último, el precio de tarifa en España para el Volkswagen Golf GTI Clubsport asciende a 49.290 euros, antes de opciones, aunque la marca ofrece un descuento de alrededor de 1.700 euros.

Volkswagen Golf GTI Clubsport

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.984 cm³
Potencia 300 CV entre 5.300 y 6.500 rpm
Par máximo 400 Nm entre 2.000 y 5.200 rpm
Caja de cambios Automática DSG, doble embrague, 7 velocidades
0-100 km/h 5,6 s
Velocidad máxima 250 km/h
Consumo 7,3 l/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,30 m
Anchura 1,79 m
Altura 1,47 m
Peso en vacío 1.461 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 374 l
Precio base 49.290 euros