Al igual que muchas marcas de lujo, también Maserati se ha pasado a la electrificación y lo ha hecho, primero, con el Ghibli de hibridación ligera y, ahora, con el Levante dotado de esta misma tecnología.

El SUV italiano se impulsa con un motor de gasolina, con 2,0 litros y cuatro cilindros, que emplea un turbocompresor eléctrico. Esta mecánica desarrolla 330 CV y se asocia a una red eléctrica de 48 voltios. ¿Qué resultados ha dado en nuestra prueba de consumo real?

En el trayecto habitual de 360 kilómetros entre Roma y Forlì, el todocamino premium firmó una media de 7,35 litros cada 100 kilómetros (13,61 km/l) y gastó 40,15 euros en gasolina. Un resultado que lo sitúa en la parte baja de nuestro ranking.

Galería: Maserati Levante Hybrid 2021

En concreto, el Levante Hybrid se coloca justo por detrás del híbrido enchufable Range Rover Sport P400e (7,00 l/100 km - 14,2 km/l), pero por delante del híbrido Lexus LS 500h (7,45 l/100 km - 13,4 km/l) y del Jeep Wrangler Unlimited 4xe Rubicon (8,20 l/100 km - 12,2 km/l).

Podemos decir que es un resultado acorde con las elevadas prestaciones del Levante Hybrid. Aunque el sonido no sea demasiado cautivador, el motor despliega mucha fuerza en los adelantamientos y las salidas rápidas.

Maserati Levante Híbrido (2021)

La unidad de pruebas contaba con el acabado GT y una amplia gama de extras opcionales, como la pintura mate, las llantas de aleación de 21 pulgadas, el sistema de audio Harman Kardon, la pantalla táctil de 8,4 pulgadas o el navegador. De serie, el Levante Hybrid cuesta 91.650 euros, pero con todos estos extras va mucho más allá de los 100.000 euros. 

La suspensión neumática es una aliada perfecta para cualquier tipo de conducción, desde una deportiva hasta otra fuera del asfalto. El coche emplea el sistema de tracción Q4 y, aunque hay pequeños fallos en algunos guarnecidos interiores y un par de 'rarezas' ergonómicas, son pecados menores para este SUV.

Maserati Levante Híbrido (2021)

La falta de eficiencia del Levante Hybrid se confirmó en las distintas pruebas de conducción, con un consumo medio ligeramente superior a la media, pero acorde con la potencia, el peso (2.090 kilos) y las dimensiones de este todocamino.

Se notó especialmente el gasto cuando circulamos en el denso tráfico de la ciudad, mientras que en autopista estuvo en línea con los SUV de esta categoría. El generoso depósito de combustible de 80 litros garantiza que el coche pueda recorrer siempre al menos 500 kilómetros entre repostajes, e incluso 700 en las condiciones más ventajosas.

Consumo en diversas situaciones de conducción

Urbano (Roma): 15,0 l/100 km (6,6 km/l) y 528 kilómetros de autonomía

Mixto (urbano y extraurbano): 12,1 l/100 km (8,2 km/l) y 656 kilómetros de autonomía

Autopista: 10,7 l/100 km (9,3 km/l) y 744 kilómetros de autonomía

Uso económico: 6,8 l/100 km (14,7 km/l) y 1.176 kilómetros de autonomía

Consumo máximo: 50,0 l/100 km (2,0 km/l) <límite del indicador de consumo> y 160

kilómetros de autonomía

Datos

Coche: Maserati Levante Hybrid
Precio base: 91.650 euros
Día de la prueba: 5/11/2021
Meteorología (salida/destino): lluvia 16°/ variable, 11°
Precio del combustible: 1,51 euros/l (gasolina)
Kilómetros del test: 979
Kilómetros totales al inicio del test: 6.905
Velocidad media en el trayecto entre Roma y Forlì: 78 km/h
Neumáticos: Pirelli P Zero - 265/40 R21 105Y XL

Consumo

Media real: 7,35 l/100 km (13,61 km/l)
Ordenador de a bordo: 7,1 l/100 km
En el surtidor: 7,6 l/100 km

Datos económicos

Gasto real: 40,15 euros
Gasto mensual: 89,22 euros (800 km al mes)
Distancia con 20 euros: 179 km
Distancia con el depósito lleno: 1.088 km