Si hablamos de un crossover familiar con un indudable aspecto campero, tracción total y motor bóxer, solo podemos hacerlo del Subaru Outback 2021 que protagoniza esta prueba.

A fin de cuentas, tras 26 años de historia y 6,6 millones de unidades vendidas, el modelo japonés ya es toda una referencia de su categoría. De hecho, nacido de las necesidades del mercado australiano y sus carreteras rotas y pistas de tierra, este Subaru fue un auténtico pionero.

Eso sí, en esta sexta generación, se renueva por completo, y ya da igual que hablemos de diseño o de la parte mecánica: el Outback 2021 cambia en todo. También, en su base, ya que se trata del modelo encargado de estrenar la plataforma global (SGP) de la marca, que aporta mayor rigidez y seguridad.

Galería: Primera prueba Subaru Outback 2021

Los cambios en el diseño afectan a prácticamente todo el coche: parrilla, paragolpes, grupos ópticos, llantas de aleación de 18 pulgadas, pilotos, barras longitudinales de techo...

Pero volvamos al propulsor. El motor de gasolina es un 2.5 bóxer y atmosférico, que según palabras de la marca, se ha revisado al 90%. Por lo que no es nuevo como tal, pero sí una evolución importante. Su potencia es de 169 CV y el par motor llega a los 252 Nm.

Datos con los que se ha de mover un conjunto que alcanza los 1.645 kilos. De ahí que el consumo no sea especialmente bajo, con una cifra oficial de 8,6 litros cada 100 kilómetros, que durante esta primera prueba, ha alcanzado los dos dígitos.

Parte esencial de este vehículo, que tiene una capacidad de remolque de hasta 2.000 kilos, radica en el empleo del sistema de tracción total Subaru All Wheel Drive y en la transmisión automática con variador continuo Lineartronic, dotada de ocho etapas prefijadas.

En marcha, el Subaru Outback 2021 me ha parecido un coche con un motor voluntarioso, que empuja con ganas y elasticidad, aunque es posible que no sea la opción más 'rabiosa' de la categoría. De hecho, la aceleración de 0 a 100 km/h se completa en 10,2 segundos, mientras que la velocidad máxima está cifrada en los 193 km/h.

El crossover japonés garantiza una elevada calidad de rodadura y se posiciona como un coche especialmente estable y cómodo. Ahora bien, en tramos de curvas, sí que se aprecia un cierto balanceo lateral, no incómodo, pero sí claramente perceptible.

Por lo demás, la dirección es rápida y tiene un buen tacto y el coche transmite una gran sensación de aplomo. Incluso, la transmisión automática, sin ser uno de sus puntos fuertes, parece trabajar mejor que antes. En este sentido, cuenta con una relación final más abierta y una octava marcha destinada para aumentar la eficiencia, cuando se circula por carretera.

Primera prueba Subaru Outback 2021

Ahora bien, donde el Subaru Outback 2021 marca la diferencia es al salir del asfalto. En dicho escenario, es un modelo divertido y efectivo a partes iguales, con mejores ángulos de ataque y ventral que el modelo precedente, así como con una distancia libre al suelo de 21,3 centímetros.

Además de moverse con agilidad, gracias a su 'fisonomía', el representante japonés dispone del clásico X-Mode, con tres modos de funcionamiento: Normal, Snow/Dirt y Snow/Mud.

Primera prueba Subaru Outback 2021

Si pasamos al interior, lo cierto es que el coche transmite una gran sensación de calidad, con buenos acabados y materiales como el cuero, que abundan se mire por donde se mire.

Especialmente llamativa resulta la pantalla central, táctil y de 11,6 pulgadas, que da soporte al sistema multimedia. Como ya es tradición en la marca, no se ofrece un navegador, sino que debe emplearse el del smartphone, a través de los protocolos de conectividad Apple CarPlay y Android Auto.

Como curiosidad, la instrumentación sigue siendo de tipo analógico, aunque sí que es cierto que se cuenta con el apoyo de un display digital, para el ordenador de a bordo, que mide 5,0 pulgadas.

Primera prueba Subaru Outback 2021

Por dentro, conductor y acompañante viajan con gran comodidad, gracias a unos estupendos asientos, mientras que detrás el espacio es realmente bueno en todas las cotas. Además, los ocupantes de las plazas traseras disponen de asientos calefactados y de dos puertos USB.

¿Y el maletero? Pues cuenta con apertura y cierre de tipo manos libres (basta con pasar la mano o el codo cerca del logo, para accionarlo) y ofrece 561 litros de capacidad (hasta 1.822, como máximo).

Primera prueba Subaru Outback 2021

Por último, también se ha mejorado el paquete de ayudas electrónicas a la conducción Eye Sight 4.0, que aglutina hasta 11 asistentes, entre los que se incluyen algunos nuevos, como el control de velocidad de crucero avanzado, el sistema de reconocimiento de señales de tráfico o el control de la dirección.

Disponible en los acabados Trek, Field y Touring, los precios del Subaru Outback 2021 parten de los 42.500 euros, aunque se puede beneficiar de un descuento de 3.000 euros.

Además, la marca ofrece un kit de conversión a gas licuado de petróleo (GLP), con un coste de 2.000 euros, que otorga el distintivo ambiental Eco de la DGT y que reduce la capacidad del maletero hasta los 520 o 530 litros, aproximadamente.

Galería: Subaru Outback 2021, primera prueba

Subaru Outback 2.5i Lineartronic Touring

Motor Gasolina, 4 cilindros bóxer, atmosférico, 2.498 cm³
Potencia 169 CV entre 5.000 y 5.800 rpm
Par máximo 252 desde 3.800 rpm
Caja de cambios Automática con variador continuo Lineartronic, 8 etapas
0-100 km/h 10,2 s
Velocidad máxima 193 km/h
Consumo 8,6 l/100 km
Tracción Integral
Longitud 4,87 m
Anchura 1,88 m
Altura 1,67 m
Peso en vacío 1.645 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 561 l
Precio base 46.900 euros