El restyling trae nuevos motores, más tecnología, un equipamiento más completo y versiones con la etiqueta Eco de la DGT.

Lanzada en 2017, la cuarta entrega del utilitario de Kia siempre ha tenido un objetivo claro: hacerse un hueco en el siempre complicado y competido segmento B, donde sus rivales europeos son realmente fuertes.

Y con este restyling, presentado unos meses atrás y que ahora ponemos a prueba, el Kia Rio 2021 sigue teniendo la misma idea en la cabeza. Eso sí, para conseguirlo, cuenta con algunas novedades importantes, que te vamos a ir contando en esta primera prueba.

A fin de cuentas, el diseño interior y exterior del Rio 2021 recibe una pequeña actualización, al igual que el equipamiento, su carga tecnológica o la gama de motores, que incluye nuevas opciones microhíbridas, dotadas de la etiqueta Eco.

Galería: Primera prueba Kia Rio 2021

Con unas dimensiones exteriores que no cambian, la idea de Kia ha sido tratar de recalcar el estilo y la deportividad del modelo, con cambios en los faros, parrilla frontal o paragolpes, por nombrar algunos ejemplos. Pero también, con nuevos colores y modelos de llantas de aleación.

Por dentro, donde ofrece una buena habitabilidad y un maletero de 325 litros de capacidad, se aprecia una mayor calidad en los materiales, combinada con la presencia de una nueva pantalla para el sistema multimedia, de 8,0 pulgadas, que también cuenta con servicios conectados, de información en tiempo real.

Primera prueba Kia Rio 2021

Otros elementos que cambian son el selector de la transmisión automática de doble embrague DCT y el mando del control dinámico de la conducción Drive Mode, que permite escoger entre los modos Eco, Normal y Sport. Y ya hablaremos de ello más adelante, pero lo cierto que se aprecian grandes diferencias de comportamiento, dependiendo de con cuál circulemos.

Por supuesto, se sigue ofreciendo un acabado deportivo, llamado GT Line y encargado de colocarse como el tope de gama, que luce una imagen exterior más dinámica, así como detalles distintivos en el interior.

La oferta mecánica del Kia Rio 2021, que renuncia por completo a los motores diésel, queda formada por tres representantes de gasolina. Como opción de acceso a la gama, nos encontramos con el denominado 1.2 DPi, un bloque atmosférico de cuatro cilindros, que entrega 84 CV de potencia.

Justo por encima, se sitúa el bloque turboalimentado y tricilíndrico 1.0 T-GDi, con hibridación ligera de 48 V. Estas versiones 'mild hybrid', que se denominan EcoDynamics+, están disponibles con 100 y 120 CV, al tiempo que cuentan con la etiqueta ambiental Eco de la DGT.

Durante nuestra primera prueba, hemos podido conducir una unidad dotada del mencionado motor de 120 CV, asociada al cambio manual de seis relaciones (también está disponible con doble embrague) y a la terminación GT Line.

Primera prueba Kia Rio 2021

Las sensaciones con el coche en esta primera ruta han sido realmente buenas, tanto en la parte mecánica como en la del chasis. En el primer aspecto, se nota que el pequeño motor está bastante 'lleno', como demuestran los 200 Nm de par máximo que ofrece, entre 2.000 y 3.500 rpm. De hecho, la respuesta es notable y la sonoridad, bastante ajustada. 

Reflejo de esas buenas sensaciones son unas prestaciones más que correctas, con 190 km/h de velocidad máxima y una aceleración de 0 a 100 cifrada en 10,2 segundos. Así las cosas, ya te habrás dado cuenta de que el Kia Rio 2021 es un coche que cumple igual de bien en la ciudad y fuera de ella.

De hecho, el primer recorrido con él ha tenido lugar por las calles de un Madrid todavía nevado, pero también, por vías fuera de la urbe, tanto autovías como carreteras secundarias, donde hemos extraído lo mejor del coche.

Aún con todo, nos ha premiado con un consumo bastante interesante, que se ha movido entre los 6,5 y los 6,8 litros cada 100 kilómetros (el oficial es de 5,5 l/100 km).

Primera prueba Kia Rio 2021

Centrándonos en el aspecto microhíbrido, la verdad, su función es bastante testimonial, ofreciendo un aporte extra en aceleraciones fuertes, permitiendo rebajar algo el consumo o volviendo a poniendo en marcha el motor, tras la entrada en funcionamiento del sistema Start&Stop.

Más relevante me parece la inclusión de la nueva caja de cambios manual inteligente iMT, de seis velocidades, que entre sus muchas ventajas, permite disponer de una función de navegación a vela (como en los coches automáticos), en condiciones de baja exigencia del motor.

Primera prueba Kia Rio 2021

Como mencionábamos más arriba, el comportamiento del coche varía mucho en función del modo escogido en el control dinámico de la conducción. Así las cosas, en el programa Eco, los consumos descienden, a costa de que el motor baje bastante su 'intensidad'. En cambio, en modo Sport, presenta un brío muy interesante, cuando te enfrentas a un tramo de curvas.

Dinámicamente, hablamos de un coche bastante neutro, confortable pero estable, con una dirección suave y un cambio bastante preciso. En resumen, una combinación interesante para alguien que busque un utilitario que cumpla igual de bien sobre todos los escenarios.

Respecto a los precios de la gama, que cuenta con los acabados Concept, Drive y GT Line, se mueven entre los 16.625 euros de la versión de acceso y los 24.325 euros de la opción más completa. Cifras que, tras aplicar todos los descuentos posibles, se quedan en los 11.250 y 19.235 euros, respectivamente.

Kia Rio 1.0 T-GDi MHEV iMT GT Line 120 cv

Motor Gasolina, 3 cilindros en línea, turboalimentado, 998 cm³
Potencia 120 CV a 6.000 rpm
Par máximo 200 Nm entre 2.000 y 3.500 rpm
Caja de cambios Manual iMT, 6 velocidades
0-100 km/h 10,2 s
Velocidad máxima 190 km/h
Consumo 5,5 l/100 km
Tracción Delantera
Longitud 4,07 m
Anchura 1,73 m
Altura 1,45 m
Peso en vacío 1.130 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 325 l
Precio base 23.200 euros