Prueba KIA Rio 1.0 T-GDi Tech 2017

El aumento en el tamaño de los modelos utilitarios ha reforzado sus ventas en los últimos años. Con unas dimensiones que superan los 4,0 metros de longitud, son vehículos cada vez más prácticos, que aspiran a conquistar la ciudad y sus alrededores.

Un buen ejemplo de esa política la podemos constatar con el nuevo KIA Rio 2017, un modelo que ya discurre por la cuarta entrega en nuestro mercado y que, ahora, es más grande y convincente que nunca. Para nuestra prueba, hemos elegido la mecánica de gasolina más potente disponible, combinada con el acabado Tech, el más completo que ofrece el nuevo Rio

 

Nueva generación, carrocería más grande

El cambio de generación ha traído aparejado un aumento en las dimensiones. Concretamente, la carrocería de cinco puertas del nuevo modelo coreano ahora mide 4,07 metros de longitud, por 1,72 de anchura y 1,45 de altura. Además, el maletero anuncia un volumen de 325 litros, una capacidad más que suficiente para dar servicio a los cinco ocupantes que puede albergar en el interior.

Prueba KIA Rio 1.0 T-GDI Tech 2017

Respecto a las variaciones estéticas del KIA Rio 2017, la parrilla recibe un nuevo diseño, al igual que la forma de las ópticas principales y las llantas de aleación, que en nuestro caso son de 17 pulgadas. En el interior, los cambios más interesantes los encontramos en la consola central, que ahora posiciona la pantalla del sistema multimedia en un lugar más elevado, la instrumentación y el volante, que también estrenan una nueva imagen.

También cabe destacar el buen ajuste de los materiales del interior. Aunque la mayoría están fabricados con materiales plásticos, de tacto duro, la calidad percibida es buena y no transmiten crujidos o vibraciones por desajuste.

Mecánica de gasolina potente y frugal

Respecto al motor, el utilitario coreano también recurre a la corriente actual de mecánicas turboalimentadas de tres cilindros. En nuestro caso, se trata del bloque 1.0 T-GDi, con 1,0 litros de cilindrada, que desarrolla una potencia máxima de 100 CV.

Está asociado a una caja de cambios manual de 5 velocidades y, en este sentido, el escalonamiento entre las marchas permite exprimir al máximo el potencial. Sin embargo, puestos a mejorar, una sexta velocidad le vendría muy bien, sobre todo, para rebajar los consumos, pensando en escenarios alejados de la ciudad.

Prueba KIA Rio 1.0 T-GDI Tech 2017

En el capítulo de las prestaciones, el KIA Rio 2017 1.0 T-GDi alcanza una velocidad máxima de 188 km/h y una aceleración, de 0 a 100, de 10,7 segundos. Todo, combinado con un consumo, en ciclo mixto, de 4,5 litros cada 100 kilómetros. Si tenemos en cuenta que el depósito de combustible tiene una capacidad de 45 litros, la autonomía máxima teórica roza los 1.000 kilómetros; un valor excepcional para una mecánica de gasolina.

Prueba KIA Rio 1.0 T-GDI Tech 2017

En términos dinámicos, el modelo oriental destaca, fundamentalmente, por dos aspectos: la óptima insonorización del habitáculo y la comodidad de la suspensión. A pesar de su naturaleza tricilíndrica, apenas se perciben vibraciones, lo que da idea de la buena puesta a punto del conjunto.

Además, si utilizamos la caja de cambios de manera frecuente, podremos extraer todo su jugo al motor. Una sensación reforzada por la sensación de ligereza del conjunto. El Rio se siente como un coche ágil, con el que moverse por la ciudad puede convertirse en el momento de mayor diversión de tu día a día. 

Prueba KIA Rio 1.0 T-GDI Tech 2017

El otro aspecto al que hacía mención es a la suspensión. El punto de equilibrio entre firmeza y suavidad está ligeramente más inclinado hacia el último. El Rio filtra aceptablemente las irregularidades de la carretera, aunque la carrocería balancea un pelín más que en alguno de sus rivales. Dicho esto, el tarado de la suspensión está en la línea de la insonorización del interior y persigue, claramente, ofrecer la máxima comodidad posible a los ocupantes.

Prueba KIA Rio 1.0 T-GDI Tech 2017

Como habrás deducido ya, el Rio es un vehículo que se aleja de los extremos. Ni es el más potente de la categoría, ni es el rey de los consumos. En el punto medio reside su mejor virtud y eso, cuando hablamos de un vehículo pensado para su uso diario, es su mejor aval.

Su imagen renovada, el buen rendimiento de la mecánica y la amplia dotación incluida de serie, convierten al Rio en una elección bastante sensata y equilibrada. Una alternativa real a la legión de competidores europeos que copan el segmento.

Prueba KIA Rio 1.0 T-GDI Tech 2017
Prueba KIA Rio 1.0 T-GDI Tech 2017
Prueba KIA Rio 1.0 T-GDI Tech 2017

En materia de tecnología, el nuevo Rio no presenta grandes carencias. Al contrario, podemos apreciar una pantalla digital táctil, de 7,0 pulgadas, que incluye sistema de navegación y cámara trasera de asistencia al aparcamiento, así como los protocolos Apple CarPlay y Android Auto, para emparejarse con la mayoría de smartphone del mercado.

Otros detalles a destacar son la inclusión del sistema de alerta por cambio involuntario de carril o del asistente de frenada de emergencia en ciudad con detección de peatones, por citar algunos ejemplos. Asimismo, otros detalles de equipamiento como los sensores de lluvia e iluminación, el climatizador automático o las llantas de aleación de 17 pulgadas están incluidas dentro del precio.

Si te sirve de algo, solo te diré que del listado de opciones únicamente tendrás que preocuparte por el tono de pintura metalizada con el que vestirlo... El resto, está incluido de serie.

Prueba KIA Rio 1.0 T-GDI Tech 2017
Prueba KIA Rio 1.0 T-GDI Tech 2017

En este sentido, el coste parte de los 18.600 euros, sin contar con los descuentos oficiales del fabricante. Sin embargo, al aplicarle esa rebaja de la marca, esa cantidad se reduce significativamente y, de paso, tendrás otro argumento más para enamorarte del nuevo KIA Rio 2017. Un utilitario que no lo tiene nada fácil, frente a los todopoderosos SEAT Ibiza, Volkswagen Polo, Renault Clio o Peugeot 208. Sin embargo, siendo objetivos, dispone de argumentos suficientes como para reclamar una parte de tan suculenta tarta. 

Otras pruebas en Motor1.com:

Equipamiento de serie: Airbags frontales, laterales y de cabeza para conductor y acompañante, airbags de cabeza traseros, control de estabilidad (ESP), control de velocidad de crucero con limitador, sistema de parada y arranque automáticos del motor, climatizador automático, sensores de lluvia e iluminación, pantalla táctil de 7,0 pulgadas, Bluetooth, navegador y llantas de aleación de 17 pulgadas.  

Opciones: Pintura metalizada (350 euros).

Leer la prueba completaVer menos