Este familiar con cambio automático destaca por su gran capacidad de carga y por su economía de uso.

La segunda generación de automóviles de GNC (Gas Natural Comprimido) del Grupo Volkswagen ya está disponible en los concesionarios, una opción interesante para aquellos que quieran viajar cómodos, con un espacio de carga generoso y gastando lo menos posible.

Entre la gama, encontramos este Skoda Octavia Combi 1.5 G-TEC, que ahora se ofrece con el bloque motor de 1,5 litros de cilindrada, que entrega una potencia de 130 CV y que se acopla a una caja de cambios automática de doble embrague DSG, de 7 velocidades. Un pequeño tanque de gasolina, acompaña a los de gas.

Galería: Skoda Octavia G-TEC 2019

Lo hemos sometido a nuestra prueba de consumo real en el trayecto entre Roma y Forlì y hemos obtenido una de las mejores cifras de la clasificación: 9,29 euros de gas por cada 360 kilómetros. En términos de eficiencia, estamos hablando de un consumo medio registrado de 2,9 kilos por cada 100 kilómetros (34,48 km/kg).

Consumo muy bajo

El resultado de 2,9 kilos cada 100 kilómetros es excepcional, e incluso mejora las cifras del anterior Octavia Combi 1.4 G-TEC, que consumió 3,14 kilos cada 100 kilómetros (31,8 km/kg). El familiar, de 4,66 metros de largo) hizo un gasto exactamente igual que el Volkswagen Polo 1.0 TGI y no está lejos de los puestos de cabeza en su categoría, donde encontramos al Skoda Citigo G-TEC, con 2,68 kg/100 km (37,3 km/kg), y al Volkswagen eco Up!, con 2,55 kg/100 km(39,2 km/kg)

El Octavia de nuestra prueba también cuenta con ventaja respecto al Opel Astra Sports Tourer 1.4 Turbo 110 CV ecoM, que registró 3,20 kg/100 km (31,2 km/kg).

Entre 350 y 450 km con GNC

Antes de revelar el consumo obtenido con el Skoda Octavia Combi 1.5 G-TEC en las distintas situaciones de conducción, sería interesante hacer un pequeño paréntesis en la gama de Gas Natural Comprimido. Los depósitos tienen capacidad para 17,7 kilos de gas, lo que trae como resultado una autonomía de entre 350 y 450 kilómetros, que puede llegar hasta los 500 kilómetros en carreteras interurbanas.

El consumo nunca alcanza niveles preocupantes, ni siquiera en la prueba con tráfico fluido que hacemos habitualmente en Roma, situación en la que el Octavia marcó un gasto medio de 5,6 kilos cada 100 kilómetros. (17,8 km/kg)

Skoda Octavia G-TEC 2019

En ciclo mixto, este dato se reduce hasta los 3,7 kilos cada 100 kilómetros (27 km/kg) y, en carretera, resulta complicado subir por encima de los 4,1 kilos cada 100 kilómetros (24,3 km/kg).

En la prueba de conducción ecológica, baja hasta los 2,4 kilos cada 100 kilómetros (41,6 km/kg) y, en la de máximo consumo, asciende hasta los 12,5 kilos cada 100 kilómetros (8km/kg).

Al final de la jornada, recorrimos 1.100 kilómetros, en los que el ordenador de a bordo indicaba un consumo medio de 3,4 kilos cada 100 kilómetros (29,4 km/kg).

Datos

Coche: Skoda Octavia Wagon 1.5 G-TEC Style DSG
Precio base: 30.870 euro
Día de la prueba: 11/07/2019
Clima: Sereno, 32°
Precio del combustible: 0,89 euro/kg (GNC)
Kilómetros de la prueba: 1.124
Kilómetros totales al inicio de la prueba: 9.784
Velocidad media en el trayecto Roma-Forlì: 79 km/h
Neumáticos: Dunlop Sport Maxx RT - 225/45 R17 91W (Etiqueta UE: B, A, 69 dB)

Consumo

Media real: 2,90 kg/100 km (34,48 km/kg)
Ordenador de a bordo: 2,8 kg/100 km
En el surtidor: 3,0 kg/100 km

Datos económicos

Gasto real: 9,29 euros
Gasto mensual: 20,64 euro (800 km al mes)
Distancia con 20 euros: 775 km
Distancia con el depósito lleno: 610 km (teóricos)