Cómodo y con un maletero que bate récords, el SUV francés se mueve bien sin demandar demasiado gasóleo.

El Citroën C5 Aircross 2019 es el SUV compacto que faltaba en la gama del fabricante francés. Por longitud, 4,50 metros, se encuentra justo en el límite que separa este tipo de modelos con los de tamaño medio. Amplio y confortable, gracias a la suspensión Progressive Hydraulic Cushions, también destaca por un maletero muy capaz.

Esta combinación de comodidad y uso práctico, en formato todocamino, merece ser analizada en nuestra prueba de consumo entre Roma y Forlì, con 360 kilómetros. En ella, la versión BlueHDi 130 EAT8 obtuvo una buena media, cifrada en 4,5 litros cada 100 kilómetros, con un coste de 20,37 euros de gasóleo.

No supone un registro récord, pero este resultado lo coloca entre los primeros clasificados dentro del segmento de los SUV compactos.

Galería: Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8 prueba en video

El motor turbodiésel cubica 1,5 litros, entrega 130 CV y se asocia a una transmisión automática con convertidor de par, de ocho velocidades. Con esta combinación, el representante francés supera a muchos rivales directos.

Los únicos que lo hicieron mejor que el C5 Aircross fueron su 'primo', el Peugeot 3008 BlueHDi 130 S&S EAT8, con un resultado casi inmejorable de 3,70 litros cada 100 kilómetros (27 km/l), el BMW X2 xDrive 25d, con 4,30 litros (23,2 km/l), y el Volkswagen Tiguan 1.6 TDI 115 CV, con 4,45 (22,4 km/l).

Detrás del C5 Aircross se clasificaron el Jeep Compass Limited 1.6 MultiJet II 120 CV, con 4,85 litros (20,6 km/l), el KIA Sportage 1.6 CRDi DCT7 AWD 136 CV, con 5,10 litros (19,6 km/l) y el Volvo XC40 D4 Geartronic AWD, con 5,25 (19 km/l).

Estéticamente, el SUV galo luce un aspecto muy original, que se complementa con mucho espacio a bordo, un maletero con una capacidad récord y buenos acabados. 

El propulsor tiene la potencia adecuada para hacer frente a cualquier situación, mientras que la transmisión funciona de manera sobresaliente. Eso sí, la puesta a punto impide lograr una conducción deportiva. 

La unidad probada, con acabado Shine, cuesta 32.500 euros de serie y ofrece el control de tracción avanzado Grip Control y el asistente de descenso de pendientes. 

Maletero Citroën C5 Aircross 2019

La buena eficiencia del Citroën C5 Aircross BlueHDi 130 EAT8 se confirmó en el resto de la prueba, ya que el consumo siguió siendo bajo, especialmente fuera de la ciudad. La media del uso mixto se estabilizó en unos excelentes 4,8 litros cada 100 kilómetros (20,8 km/l) e incluso en el ajetreado tráfico de Roma 'contuvo el daño' en un margen de 7,8 litros (12,8 km/l).

Tampoco es costoso para la cartera conducir por autopista, dado que el C5 Aircross no superó los 6,1 litros (16,4 km/l). La prueba de consumo extremo mostró un mínimo de 3,3 litros (30,3 km/l) en el uso económico y una media más que aceptable de 21,0 litros (4,7 l/100 km) cuesta arriba. Al final de la prueba, tras más de 800 kilómetros realizados, el ordenador de a bordo mostró 5,1 litros cada 100 kilómetros (19,6 km/l).

Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8 prueba en video

Datos

Coche: Citroën C5 Aircross BlueHDi 130 S&S EAT8 Shine 
Precio base: 32.500 euros
Día de la prueba: 31/05/2019
Meteorología: Soleado, 20°
Precio del carburante: 1,25 euros/l (diésel)
Kilómetros del test: 869
Kilómetros totales al inicio del test: 8.818
Velocidad media en el trayecto entre Roma-Forlì: 82 km/h
Neumáticos: Yokohama BluEarth Winter V905 M+S - 235/55 R18 100V

Consumo

Media real: 4,50 l/100 km (22,22 km/l. Media entre ordenador y surtidor)
Ordenador de a bordo: 4,4 l/100 km
En el surtidor: 4,6 l/100 km

Datos económicos

Gasto real: 20,37 euros
Gasto mensual: 45,26 euros (800 km al mes)
Distancia con 20 euros: 353 km
Distancia con el depósito lleno: 1.178 km