El todocamino compacto francés combina un diseño llamativo, con un interior modulable y muy práctico.

Citroën cuenta con cierta experiencia en el segmento de los SUV compactos. Modelos como los Citroën C-Crosser o el más reciente C4 Aircross protagonizaron las primeras apuestas de la firma de los chevrones en la categoría.

En la actualidad, esa responsabilidad recae en el nuevo C5 Aircross 2019. Un todocamino compacto de atractiva estampa, donde comodidad, practicidad y tecnología comparten protagonismo.

Toca probar el acabado Shine, asociado al motor de gasolina PureTech 180, con 180 CV de potencia y la caja de cambios automática EAT8, con convertidor de par y ocho velocidades. Una combinación capaz de responder a las exigencias del cliente más detallista.

El primer punto que hace diferente al Citroën C5 Aircross del resto de competidores reside en la estética. El frontal luce una imagen moderna, con las ópticas principales de LED divididas en dos partes y una parrilla que fluye a lo ancho del vehículo e integra los chevrones propios de la marca.

La zaga también refuerza esa sensación de novedad, con unos pilotos de gran visibilidad. La vista lateral también sigue esa línea, con los Airbump perfectamente integrados en la parte inferior de la carrocería. 

Respecto a las dimensiones, hablamos de un vehículo con 4,50 metros de longitud, por 1,84 metros de anchura y 1,65 de altura. La plataforma EMP2, la misma que utilizan otros vehículos del Grupo PSA, asegura una distancia entre ejes de 2,73 metros, un detalle que garantiza una magnífica habitabilidad.

El maletero, por su parte, anuncia un volumen de 580 litros, un magnífico dato que puede ascender hasta 720 litros, si desplazamos longitudinalmente la banqueta trasera en 15 centímetros. En este apartado, el acabado Shine, uno de los más completos del catálogo, incluye la apertura eléctrica del portón, con función manos libres.

 

Si pasamos al plano mecánico, debajo del capó encontramos una mecánica turboalimentada de gasolina, con 1,6 litros de cilindrada y 180 CV de potencia máxima a 5.500 rpm. Está asociada a la nueva transmisión automática EAT8, todo un acierto por suavidad y agrado de conducción.

Completa el conjunto el control de tracción avanzado Grip Control que, en opción, puede combinarse con unos neumáticos M+S. Las prestaciones de nuestro protagonista son brillantes, con una velocidad máxima de 219 km/h y una aceleración, de 0 a 100, de 8,2 segundos. Unos buenos datos para un todocamino de este tamaño que, además, anuncia un consumo medio oficial de 5,7 litros cada 100 kilómetros.

Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8 prueba en video

En carretera, el todocamino francés ofrece un magnífico confort de marcha. El habitáculo está bien insonorizado y apenas se perciben vibraciones procedentes del vano motor. En este sentido, la mecánica turboalimentada de gasolina ofrece un rango de utilización muy amplio y empuja con decisión, incluso a bajo régimen.

Además, el buen hacer de la caja de cambios automática y la inclusión de unas levas, para seleccionar las marchas sin mover las manos del volante, nos permitirá practicar una conducción más deportiva. Pero incluso en esos casos, lo que sale a relucir en todo momento, es el buen trabajo de la suspensión, capaz de absorber las irregularidades del asfalto o la pista, con una facilidad pasmosa. 

Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8 prueba en video

Y si decidimos circular por caminos o pistas no asfaltadas, los 23 centímetros de altura libre al suelo, junto con el control de tracción avanzado Grip Control y los neumáticos M+S (si se equipan) nos asegurarán un trayecto seguro y cómodo, tal y como se espera de cualquier buen todocamino.

Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8 prueba en video

El confort, otro de los pilares sobre los que se asienta el nuevo C5 Aircross, está asegurado, gracias al sistema de suspensión 'Progressive Hydraulic Cushions', desarrollado por el especialista Kayaba. Los amortiguadores incluyen unos topes hidráulicos que modifican su funcionamiento de forma automática, en función de las irregularidades del terreno. Algo que se traduce en una elevada sensación de comodidad para el conductor y los ocupantes.

Tanto es así que podemos asegurar sin temor a equivocarnos que el C5 Aircross es uno de los SUV más confortables de la categoría. Pero el SUV francés también apuesta por sistemas prácticos, como los tres asientos traseros individuales, especialmente útiles cuando están ocupados por adultos.

Asimismo, los asientos Advanced Comfort, que utilizan un tejido viscoelástico específico, junto con un estudiado diseño de la banqueta y el respaldo, resultan ser el antídoto ideal frente a esos anodinos trayectos de larga duración. 

Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8 prueba en video

A todo lo anterior, debemos sumarle tecnología de última generación, en materia de seguridad y de infoentretenimiento.

Empezando por las ayudas electrónicas a la conducción, debemos destacar el sistema de alerta por cambio involuntario de carril, el de frenada de emergencia con detección de peatones Active Safety Brake, el de control del ángulo muerto o el de descenso de pendientes, además del control de velocidad de crucero adaptativo con función Stop&Go; en nuestro caso, todos incluidos de serie, gracias al acabado Shine.

Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8 prueba en video

En materia de comunicación, la pantalla principal, ubicada en la parte superior de la consola central, tiene un tamaño de 8,0 pulgadas, pero también cabe destacar la instrumentación digital de 12,0 pulgadas o detalles prácticos como el sistema de carga por inducción para teléfonos inteligentes. 

Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8 prueba en video
Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8 prueba en video

Y para los más exigentes, el catálogo de extras propone opciones tan interesantes como la tapicería mixta de cuero Nappa y tejido, el techo solar panorámico o la cámara de visión periférica 360º, por citar algunos de los más importantes. Como puedes comprobar, al nuevo Citroën C5 Aircross no le falta nada para triunfar.

Citroën C5 Aircross Shine PureTech 180 S&S EAT8

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.598 cm3
Potencia 180 CV a 5.500 rpm / 250 Nm a 1.650 rpm
Caja de cambios Automática con convertidor de par EAT8, 8 velocidades
Velocidad máxima 219 km/h
0-100 km/h 8,2 s
Consumo 5,7 l/100 km
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.430 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 580 l
Precio base Desde 33.750 euros