El todocamino oriental actualiza su imagen y tecnología, a mitad del ciclo comercial de la cuarta generación.

KIA es una de las marcas generalistas con una oferta más variada en nuestro mercado. Desde utilitarios, hasta monovolúmenes, pasando por los superventas SUV.

Precisamente, en este sentido, el Sportage 2019 acaba de estrenar imagen y argumentos. La principal novedad se centra en la incorporación de un sistema de hibridación ligera (Mild Hybrid), con el que se consigue hasta un 7% de ahorro de combustible, respecto a la versión equivalente con motor de combustión.

KIA Sportage 2019 primera prueba

KIA Sportage 2019, con ligeros retoques estéticos

En el plano estético, el todocamino oriental modifica ligeramente algunos elementos del exterior. Entre los más destacados, encontramos una nueva parrilla, que sigue la filosofía ‘Tiger Nose’, presente en otros modelos de la gama. Los faros antiniebla también ofrecen un nuevo aspecto, así como el paragolpes frontal, de nueva factura.

En la zaga, tanto el paragolpes como los pilotos, ahora unidos por una tira de diodos luminosos, completan la sensación de novedad del conjunto. Todo, junto con el acabado GT Line, que añade elementos exclusivos en el exterior e interior, como molduras específicas, llantas de aleación de 19 pulgadas o volante y asientos deportivos tapizados en cuero perforado.

En el apartado donde no se aprecian modificaciones, es en el relativo a las dimensiones. El Sportage 2019, por tanto, sigue midiendo 4,48 metros de largo, por 1,85 de ancho y 1,63 de alto. El maletero oscila entre los 503 litros de las versiones con motor de gasolina, pasando por los 480 de los turbodiésel (el depósito de AdBlue resta capacidad al mismo) o los 439 litros del 2.0 CRDi 185 CV Mild Hybrid, por la ubicación de la batería de 48V.

KIA Sportage 2019 primera prueba

Si pasamos al capítulo mecánico, el todocamino coreano ofrece un gran rango de opciones, capaces de responder las necesidades de un amplio espectro de clientes. Si comenzamos por las de gasolina, el escalón de acceso está representado por el 1.6 GDi atmosférico, con 132 CV, al que le sigue el 1.6 T-GDi, turboalimentado, con 177 CV.

Las de ciclo diésel comienzan con el 1.6 CRDi, con dos escalones de potencia: 115 o 136 CV. El tope de gama está representado por el mencionado 2.0 Mild Hybrid, con 185 CV, que puede asociarse a una caja de cambios manual de seis velocidades o a la automática 8AT, con convertidor de par y ocho velocidades.

El resto de versiones pueden optar entre un cambio manual de seis velocidades o una automática 7DCT de doble embrague, con siete velocidades. A excepción de las versiones menos potentes en gasolina y gasóleo, que solo se pueden combinar con tracción delantera, el resto de motores pueden optar por la tracción integral en opción.

Ya en 2020, el Sportage estrenará una mecánica 1.6 CRDi, con bloque de aluminio y sistema SCR, que cumple con la normativa Euro 6d Temp y el ciclo de consumo WLTC, al tiempo que consigue mejorar hasta en un 11,5% el consumo de combustible respecto al actual 1.6 CRDi.

KIA Sportage 2019 primera prueba
KIA Sportage 2019 primera prueba

En el habitáculo también apreciamos algunas novedades significativas. La principal es la inclusión, de serie, de una pantalla táctil de 7,0 pulgadas, que se puede completar con sistemas de navegación asociados a monitores digitales de 7,0 u 8,0 pulgadas, respectivamente.

El sistema de infoentretenimiento reconoce los protocolos Apple CarPlay y Android Auto, al mismo tiempo que el conductor se puede beneficiar de una serie de elementos tecnológicos interesantes y útiles. Las novedades en este campo se centran en un sistema de visión periférica 360º, el control de velocidad de crucero adaptativo con función Stop&Go o el sistema de alerta por cansancio del conductor, que no estaba disponible en la actual generación.

KIA Sportage 2019 primera prueba

Durante nuestra primera prueba de contacto, hemos podido conducir las versiones más potentes en gasolina y gasóleo. El 2.0 CRDi Mild Hybrid, con 185 CV, nos ha sorprendido por la óptima insonorización del interior, así como por la capacidad de empuje del motor en diferentes situaciones.

En carretera, la potencia disponible mueve con bastante soltura el conjunto. Asociado a la transmisión automática, el Sportage se transforma en un vehículo muy eficaz, confortable y eficiente, ya sea por vías rápidas o callejeando por ciudad.

En este último escenario, el modelo oriental se desenvuelve con soltura, teniendo en cuenta que hablamos de un vehículo de casi 4,50 metros de largo. Sin embargo, la posición elevada del puesto de conducción, la suavidad de funcionamiento de la transmisión automática y el bajo nivel de vibraciones procedentes del vano motor, se traducen en una elevada sensación de confort.

KIA Sportage 2019 primera prueba

En el caso del gasolina, el motor 1.6 T-GDi también asegura unas prestaciones notables, aunque si decidimos practicar una conducción más alegre, escucharemos con mayor claridad el sonido del motor. Con el cambio manual de seis velocidades, se pierde algo más de comodidad, sobre todo si vas a afrontar mucho tráfico urbano. En cualquier caso, si no vas a recorrer muchos kilómetros al año, se antoja como la opción más interesante en gasolina.

KIA Sportage 2019 primera prueba

Respecto a los consumos, el turbodiésel anuncia oficialmente una cifra de 5,8 litros cada 100 kilómetros. En esta primera toma de contacto, nos hemos movido entre los 6,5 y 7,0 litros cada 100 kilómetros, practicando una conducción alegre, mezcla de carreteras de doble sentido y autopista.

En el caso de la versión de gasolina, oficialmente, anuncia 7,5 litros cada 100 kilómetros, aunque transitando por las mismas carreteras, el consumo real que hemos obtenido rozaba los 8,5 litros, bastante razonable para la potencia y volumen de nuestro protagonista.

KIA Sportage 2019 primera prueba

Para concluir, y la espera de poder probar el coche por nuestros recorridos habituales, déjame comentarte que la gama se divide en los acabados Concept, Drive, Emotion, GT Line Essential y GT Line Extreme, de menor a mayor equipamiento, completado por el top de gama Mild Hybrid.

El SUV oriental ya está a la venta, con unos precios de partida de 25.000 euros, para el 1.6 GDi Concept 4x2 (desde 18.855 euros si aplicamos todos los descuentos) y desde 27.000 euros para el 1.6 CRDi Concept 4x2 (21.090 euros con todas las promociones aplicables).

KIA Sportage 2.0 CRDi Mild Hybrid 185 CV 4x4 Aut.

Motor Diésel, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.995 cm3
Potencia 185 CV a 4.000 rpm / 400 Nm entre 1.750 y 2.750 rpm
Caja de cambios Automática con convertidor de par, 8 velocidades
Velocidad máxima 201 km/h
0-100 km/h 9,5 segundos
Consumo 5,8 l/100 km
Tracción Integral
Peso en vacío 1.747 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 439 l
Precio base 42.351 euros

Galería: KIA Sportage 2019, primera prueba