El deportivo alemán presenta tecnologías de vanguardia, pero sigue manteniendo la vinculación con su extraordinario pasado.

Cuando Porsche presenta un nuevo 911, la prensa, los aficionados y las marcas toman nota. Todos sabemos que no se va a producir una revolución en el apartado estético, pero estamos realmente interesados en ver cómo la marca alemana es capaz de mejorar uno de los deportivos más valorados del mercado. 

Nosotros hemos tenido la fortuna de viajar en varias unidades preserie del nuevo Porsche 911 Carrera S 2019 por la costa oeste de Estados Unidos. Sí, he dicho "viajar", porque hemos ido en el asiento del acompañante, junto a las personas encargadas de dar el visto bueno a la dinámica del coche. 

Incluso con el 'disfraz', sus formas son realmente familiares y conocidas. Lógicamente, se han realizado retoques, centrados en los paragolpes y en los pilotos, pero la fisonomía general no ha variado. Esta nueva generación 992 reemplazará a la serie actual 991 y la conoceremos sin camuflaje en el próximo salón de Los Ángeles, que se celebrará entre el 30 de noviembre y el 9 de diciembre. 

¿Por qué la firma germana ha elegido esta localización norteamericana para la fase de pruebas? Porque las condiciones locales, entre las que se incluyen el clima, la altitud, el estado de las carreteras y los recorridos disponibles, son ideales para analizar y mejorar el dinamismo del Porsche 911 Carrera S 2019. 

Porsche 911 Carrera S 2019: unidades de pruebas
Porsche 911 Carrera S 2019: unidades de pruebas

Porsche 911 Carrera S 2019, con propulsión trasera o tracción total

En la caravana que Porsche ha creado, hay unidades con propulsión trasera y tracción total PTM, así como con chasis convencional y deportivo. Tres de los cuatro coches disponibles confían en la transmisión automática de doble embrague PDK, con ocho velocidades, mientras que el cuarto lleva montada una caja manual de siete marchas. 

Inicialmente, el Carrera S se lanzará solo con la última evolución del cambio PDK, tomada del Panamera, pero convenientemente puesta a punto para el deportivo. De hecho, esta transmisión está preparada para poderse vincular a un sistema híbrido enchufable. Todavía no hay confirmación oficial de que esta variante ecológica llegue a la gama del 992, si bien se da por supuesto.

Puristas, estad tranquilos, porque unos meses después del lanzamiento del coche, también estará disponible la caja manual. 

Porsche 911 Carrera S 2019: unidades de pruebas

Vías más anchas

Fijémonos ahora en la anchura del coche. En la parte trasera, mide lo mismo que los actuales 911 GTS y GT3, mientras que, delante, se ha incrementado esta cota en 40 milímetros. El Porsche 911 Carrera S 2019 emplea neumáticos delanteros con medidas 245/35 y llantas de aleación de 20 pulgadas, y traseros 305/30, con llantas de 21. 

Este incremento de las vías ha permitido a los ingenieros acoplar nuevas barras estabilizadoras, que obsequian con un mejor tacto en curvas, en cuanto a motricidad y agilidad se refiere. El sistema de dirección a las cuatro ruedas opcional agudiza aún más el dinamismo en zonas lentas. Eso es, al menos, lo que se percibe desde el asiento de la derecha...  

Porsche 911 Carrera S 2019: unidades de pruebas
Porsche 911 Carrera S 2019: unidades de pruebas
Porsche 911 Carrera S 2019: unidades de pruebas

Motor bóxer biturbo, de 450 CV

Otro punto destacable es el motor, pues logra incrementar las prestaciones del vehículo y, a su vez, cumplir las restrictivas normas anticontaminación. El bloque de seis cilindros bóxer, con una cilindrada de 3,0 litros y dotado de dos turbocompresores, entrega 450 CV y 530 Nm, suficientes para que el coche acelere de 0 a 96 km/h (60 mph) en menos de 4,0 segundos. 

Por su parte, el Carrera convencional empleará esta misma mecánica, pero con 385 CV. Sin entrar mucho en el apartado técnico, este propulsor, conocido del 991, estrena sistema de admisión y de inyección, y se le ha revisado todo el apartado de la refrigeración. 

Porsche 911 Carrera S 2019: unidades de pruebas

Desde luego, el motor bóxer responde con fervor y es capaz de alcanzar la línea roja del tacómetro casi con el mismo entusiasmo que un bloque de aspiración atmosférica. Los coches de pruebas no tienen apenas limitación en el sonido del escape (la normativa estadounidense es bastante más laxa que la europea), por lo que lo escuchamos claramente en fuertes aceleraciones... incluso los petardeos. 

Por supuesto, la gama del 911 2019 dispondrá de versiones Turbo y Turbo S. Esta última dispondrá de 650 CV. En cuanto a la familia GT3, todavía no se sabe si caerá rendida a la turboalimentación o mantendrá bloques de aspiración atmosférica. En este tema, Porsche tiene mucho que analizar...

Porsche 911 Carrera S 2019: unidades de pruebas

Nuevo detector de humedad

El apartado tecnológico es uno de los que más se ha mejorado en el Porsche 911 Carrera S 2019. Así las cosas, anuncia la inclusión de los sistemas de visión nocturna y activo de alerta por cambio involuntario de carril, así como el control de velocidad de crucero adaptativo.

No obstante, la gran primicia es un detector de humedad. Vinculado al programa Wet del control dinámico de la conducción, percibe el agua en la carretera, a través de unos sensores acústicos, situados en el interior de los pasos de rueda delanteros. ¿Cómo actúa? Variando el funcionamiento del control de estabilidad, el acelerador y la transmisión, así como la posición del alerón trasero.

Este sistema se activa automáticamente y trabaja de forma independiente a los limpiaparabrisas. Al fin y al cabo, que haya agua en la carretera no significa que esté lloviendo. 

Porsche 911 Carrera S 2019: unidades de pruebas

Habitáculo parcialmente oculto

¿Más equipamiento destacable? Arranque por botón, manillas de las puertas enrasadas con la carrocería, chasis deportivo que reduce la altura libre al suelo en 10 milímetros, paquete Sport Chrono, discos de freno carbocerámicos PCCB y un largo etcétera. 

Lamentablemente, no podemos decir gran cosa del habitáculo, dado que se encontraba oculto durante nuestra prueba. No obstante, sí vimos el gran tacómetro analógico, en el que la línea roja comienza en las 7.400 rpm. A su lado, aparecen dos pantallas digitales y configurables, como en el Cayenne y el Panamera. El monitor táctil central también parece ser extraído de sus dos 'hermanos'.  

Tan solo nos queda esperar unas semanas para conocer el Porsche 911 2019 en todo su esplendor y esperamos conducirlo a comienzos de 2019. Desde el asiento del pasajero, el 992 parece seguir a la perfección el cambio evolutivo que ha marcado al modelo durante más de 50 años.   

Porsche 911 Carrera S 2019

Motor Gasolina, 6 cilindros bóxer, biturbo, 3,0 litros
Potencia 450 CV /530 Nm
Caja de cambios Manual, 7 velocidades / Automática de doble embrague PDK, 8 marchas
Tracción Propulsión trasera / Tracción integral
0-60 mph Menos de 4,0 segundos
Velocidad máxima 314 km/h
Número de asientos 4

Galería: Porsche 911 Carrera S 2019: unidades de pruebas