El nuevo SUV japonés renuncia a las mecánicas de ciclo diésel e incorpora versiones de siete plazas. Se pondrá a la venta en octubre, a partir de 29.900 euros.

Hace muy poco tiempo, ofrecer un SUV de tamaño medio sin motores de gasóleo era poco menos que estar condenado al fracaso, ya que se renunciaba a una gran parte del pastel de ventas. Ahora, en cambio, supone unirse a la cresta de la ola, dejando a los diésel a un lado. El Honda CR-V 2018 se apunta a esta tendencia, que será mayoritaria en poco tiempo.

Como ya anunciamos cuando os mostramos el prototipo que anticipaba este vehículo, la quinta generación del SUV japonés solo podrá escogerse con el conocido motor de gasolina 1.5 VTEC TURBO y, a comienzos de 2019, con un sistema de propulsión híbrido, del que todavía no hay datos oficiales. 

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018

Con 173 o 193 CV de potencia

Centrándonos en la mecánica de combustión, en el todocamino japonés ofrece dos niveles de potencia, en función de la transmisión escogida. Si el cliente opta por un cambio manual de seis velocidades, el bloque entrega 173 CV a 5.600 rpm y 220 Nm entre 1.900 y 5.000 vueltas. En cambio, si la caja elegida es la automática con variador continuo CVT, de siete etapas prefijadas y con levas tras el volante, el conductor dispone de 193 CV a 5.600 rpm y 243 Nm entre 2.000 y 5.000 vueltas.

Esos 20 CV pueden parecer una diferencia notable, pero nosotros hemos podido constatar que no es así. De hecho, el rendimiento mecánico no varía demasiado con una u otra transmisión.

Honda CR-V 2018

Aspecto más deportivo

Por dar una pincelada en el área de diseño, el Honda CR-V (Comfortable Runabout Vehicle) 2018 mantiene la esencia de la anterior entrega, si bien ha reforzado su carácter deportivo. ¿Cómo? Principalmente, a partir de unos paragolpes de aspecto más dinámico y llantas de aleación de entre 17 y 19 pulgadas, así como con acertadas inserciones cromadas. 

En este punto, el pack opcional Aero también consigue sumar atractivo a un conjunto que se diferencia claramente del resto de los contrincantes, desde el punto de vista estético, algo siempre elogiable.

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018

Fantástica versatilidad

Además de la ausencia de motores turbodiésel, otro punto clave en el Honda CR-V 2018 es la incorporación de versiones de siete plazas. A pesar de que la longitud del coche (4,60 metros) no ha variado, se ha conseguido instalar esta tercera fila de asientos aumentando la batalla hasta los 2,66 metros.

Como suele ser habitual, estos asientos están destinados a niños, tanto por el espacio disponible como por la posición baja de la banqueta. Para acceder a ellos, las plazas de la segunda fila se desplazan y basculan hacia delante, en un proceso bastante sencillo de completar.

En las versiones de cinco plazas, la segunda fila solo dispone de regulación en la inclinación del respaldo. No obstante, el espacio para las piernas es sobresaliente (también la altura libre al techo) y el maletero anuncia un excelente volumen de 561 litros.  

Honda CR-V 2018

Lógicamente, el CR-V para siete ocupantes ve reducido el volumen del espacio de carga. En total, hay que restar 60 litros, quedándose en 501, un registro que también resulta positivo. Si todas las plazas están ocupadas, el maletero tan solo puede albergar un par de mochilas, algo lógico por otra parte.

Como ya has podido comprobar, el modelo asiático disfruta de argumentos propios de un buen monovolumen. La lista continúa con el piso del propio maletero, que puede situarse a dos alturas, para que la superficie quede totalmente enrasada al abatir los asientos.

Más información del Honda CR-V:

Aún hay más, como el suelo prácticamente plano en las plazas posteriores, el sensacional ángulo de apertura de 90 grados de las puertas traseras o la guantera central, que presenta tres tipos de configuración en función de los objetos que queramos guardar en ella, desde documentos hasta ordenadores portátiles.

En fin, el coche reúne un amplio compendio de soluciones prácticas, que le convierten en una propuesta fantástica a la hora de ‘meter’ a toda la familia.

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018

Habitáculo confortable

En el plano dinámico y de la eficiencia, el Honda CR-V 2018 reúne mejoras dignas de mención. El coche es un 3% más ligero, la suspensión trasera es de tipo multibrazo y cuenta con una parrilla activa, que se abre y se cierra automáticamente, en función de las necesidades de refrigeración mecánica.

Honda también ha trabajado en dotar al habitáculo de una mayor insonorización. En nuestro test, hemos podido constatar que el sonido está bien filtrado, lo que aumenta el confort en largos desplazamientos.

Por supuesto, la gama comprende versiones 4x2 y 4x4. Eso sí, las de tracción delantera se asocian exclusivamente a la caja manual, en lo que se supone que será la variante más demandada en nuestro mercado.

El conjunto de ayudas electrónicas a la conducción Honda Sensing forma parte del equipamiento de serie en los cuatro acabados disponibles: Comfort, Elegance Navi, Lfiestyle y Executive. Entre ellas, destacamos los sistemas activos de alerta por cambio involuntario de carril y de reconocimiento de señales de tráfico, por citar dos ejemplos. 

Honda CR-V 2018

Tacto agradable

Toca ahora resumir brevemente nuestra primera toma de contacto con el vehículo, llevada a cabo en Austria, por carreteras secundarias con tráfico intenso.

Por agrado de conducción y relación entre consumo y prestaciones, el CR-V 1.5 VTEC TURBO manual 4x2 resulta una elección muy acertada. Al fin y al cabo, el tacto de la palanca de cambios convence a cualquiera y el gasto no fue más allá de los 6,5 litros cada 100 kilómetros en un recorrido llano, pero sin posibilidad de lograr una velocidad constante.

El motor da lo mejor de sí a partir de regímenes intermedios, donde ofrece un rendimiento más que suficiente para recuperar velocidad y completar rápidos adelantamientos. A falta de probarlo a plena carga, la sensación es que se trata de una buena elección para este vehículo.

En la breve toma de contacto, también comprobamos que el Honda CR-V 2018 se muestra aplomado y, a su vez, noble a la hora de abordar curvas. La carrocería se sujeta con una grata eficacia, de tal forma que el agrado de conducción puede palparse desde los primeros kilómetros.

En fin, todo apunta a que uno de los SUV más vendidos del mundo en lo que llevamos de año continuará su senda exitosa… aun sin motores turbodiésel para Europa.

Honda CR-V 1.5 VTEC Turbo Comfort 4x2 5 plazas

Motor Gasolina, 4 cilindros en línea, turboalimentado, 1.498 cm3
Potencia 173 CV a 5.600 rpm / 220 Nm entre 1.900 y 5.000 rpm
Caja de cambios Manual, 6 velocidades
0-100 km/h 9,2 s
Velocidad máxima 211 km/h
Consumo 6,3 l/100 km
Tracción Delantera
Peso en vacío 1.426 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 561 l
Precio base 29.900 euros

Galería: Honda CR-V 2019