Primera prueba Honda CR-V 2018: potenciando argumentos

Hace muy poco tiempo, ofrecer un SUV de tamaño medio sin motores de gasóleo era poco menos que estar condenado al fracaso, ya que se renunciaba a una gran parte del pastel de ventas. Ahora, en cambio, supone unirse a la cresta de la ola, dejando a los diésel a un lado. El Honda CR-V 2018 se apunta a esta tendencia, que será mayoritaria en poco tiempo.

Como ya anunciamos cuando os mostramos el prototipo que anticipaba este vehículo, la quinta generación del SUV japonés solo podrá escogerse con el conocido motor de gasolina 1.5 VTEC TURBO y, a comienzos de 2019, con un sistema de propulsión híbrido, del que todavía no hay datos oficiales. 

Honda CR-V 2018
Honda CR-V 2018

Con 173 o 193 CV de potencia

Centrándonos en la mecánica de combustión, en el todocamino japonés ofrece dos niveles de potencia, en función de la transmisión escogida. Si el cliente opta por un cambio manual de seis velocidades, el bloque entrega 173 CV a 5.600 rpm y 220 Nm entre 1.900 y 5.000 vueltas. En cambio, si la caja elegida es la automática con variador continuo CVT, de siete etapas prefijadas y con levas tras el volante, el conductor dispone de 193 CV a 5.600 rpm y 243 Nm entre 2.000 y 5.000 vueltas.

Esos 20 CV pueden parecer una diferencia notable, pero nosotros hemos podido constatar que no es así. De hecho, el rendimiento mecánico no varía demasiado con una u otra transmisión.

Honda CR-V 2018

Aspecto más deportivo

Por dar una pincelada en el área de diseño, el Honda CR-V (Comfortable Runabout Vehicle) 2018 mantiene la esencia de la anterior ...