A veces, deportividad y espacio no tienen por qué estar reñidos...

En 2002, Porsche presentó su pionero entre los todocaminos, el Cayenne. En 2009, recibió el primer motor diésel. Para ver una berlina en la gama, tuvimos que esperar hasta ese mismo año, con el Panamera. En 2010, el Cayenne se lanzó a la aventura híbrida y, hace un par de ejercicios, volvieron los motores de cuatro cilindros, en los 718 Boxster y Cayman.

Efemérides difíciles de digerir para los apasionados de la marca, pero que parecen justificadas por un buen motivo: con los beneficios que generan, se puede desarrollar la gama 'Nueveonce', incluyendo nuestros idolatrados GT3 RS y GT2 RS. Por eso, cuando la firma lanzó un Panamera familiar, el año pasado, no nos lo tomamos a mal. De hecho, tras poder poner a prueba el Porsche Panamera Sport Turismo 2018, hasta nos ha parecido una gran idea...

 

Porsche Panamara Sport Turismo 2018: nueva fisionomía

Me imagino la reunión de los integrantes del equipo de diseño de Porsche, antes de afrontar el reto de desarrollar el primer familiar de la marca. Sobre todo, las discusiones acerca de cómo transformar con acierto la reputada berlina. Sin embargo, bajo mi punto de vista, creo que han acertado, ya que apenas se aprecian cambios hasta llegar a la zaga. 

Además, cinta métrica en mano, casi no se aprecian diferencias entre ambos modelos, ya que los dos declaran la misma longitud y anchura, 5,05 y 1,94 metros, respectivamente, y la altura, 1,43 metros, solo es 5 milímetros mayor en el Sport Turismo. 

Por supuesto, nuestro protagonista cuenta con algunos elementos distintivos frente al sedán. Estamos hablando, por ejemplo, del gran portón que da acceso al maletero, con apertura y cierre eléctricos, o del alerón trasero retráctil. Centrándonos en el primer elemento, cabe destacar que facilita enormemente la maniobra de carga del equipaje, ya que, además de su amplitud, la altura de la boca de carga queda situada a 63 centímetros del suelo. ¿Y la capacidad? Pues asciende a 520 litros, 25 más que el modelo del que deriva.  

Porsche Panamera Sport Turismo 2018, más información:

Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018
   
Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018
   
Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018

Respecto al alerón, estreno absoluto en el Sport Turismo, ofrece tres posiciones. Como curiosidad, diremos que la última, la que cuenta con un mayor ángulo de inclinación (26 grados), surge a partir de 90 km/h, con el techo solar abierto. En el mejor de los casos, puede generar un máximo de 50 kilos de apoyo aerodinámico.  

Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018

Con espacio para cuatro... más uno

Al acceder al interior, llama la atención el hecho de que ofrezca cuatro plazas, repartidas entre otros tantos asientos individuales. Una configuración opcional, sin coste, que parece la más adecuada para el modelo. A fin de cuentas, en el habitáculo de serie, con 4+1 plazas, la central trasera resulta prácticamente testimonial. 

Sin duda, el mayor beneficiado es el conductor, que disfruta de una postura al volante perfecta, con un asiento que se puede colocar muy bajo, potenciando la sensación de deportividad. Detrás, el espacio es óptimo para las piernas y la cabeza. También lo es la altura, al menos en mi caso, que rondo los 1,80 metros. Sin embargo, lo que parece mejorable es el hueco para meter los pies.

Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018
 
Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018
Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018

Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018: a mitad de tabla

Con una oferta mecánica que incluye opciones de entre 330 y 680 CV, la unidad que ponemos a prueba se coloca en un interesante punto medio. La variante 4S recurre al motor 2.9 de gasolina, con arquitectura de 6 cilindros en V y dos turbos, que entrega 440 CV de potencia y 550 Nm de par máximo, entre 1.750 y 5.500 vueltas.  

A su lado, trabajan el sistema de tracción total PTM y la transmisión automática de doble embrague PDK, con ocho relaciones, de cara a asegurar unas prestaciones espectaculares: 286 km/h de velocidad máxima y 4,4 segundos en la aceleración de 0 a 100. Todo, hablando de un conjunto que alcanza los 1.915 kilos de peso. 

Más allá de los fríos datos, las sensaciones que transmite el motor son realmente buenas, por rendimiento y agrado de conducción. Además, las reacciones resultan excelentes en un espectro muy amplio de revoluciones, por lo que da igual el régimen o la marcha en la que transites: si aplastas el pedal del acelerador contra la alfombrilla, el Sport Turismo saldrá disparado, ganando velocidad de una manera que llega a asustar...

En este sentido, también juega un aspecto importante el control dinámico de la conducción. Y no lo digo porque cuente con cuatro modos: Normal, Sport, Sport Plus e Individual. Más bien, porque, gracias al botón Sport Response, durante 20 segundos, el coche entrega todo lo que da de sí. 

Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018

Seguramente, al comprador de este vehículo no le preocupe demasiado este tema, pero debemos hablar del consumo medio que declara. En términos oficiales, alcanza los 8,2 litros cada 100 kilómetros. Ahora bien, en condiciones reales de utilización, sin ser demasiado incisivos sobre el acelerador, es normal ver cifras de dos dígitos en el ordenador de a bordo. 

Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018

Un tipo habilidoso

¿Algo que me haya sorprendido? Sin duda, la dinámica de conducción. Cuando estás al volante, en una carretera de curvas, incluso estrecha y con el firme mojado (como sucedió en nuestra sesión de fotos), tienes la sensación de estar conduciendo un coche más pequeño y ligero. Sobre todo, por la agilidad con la que se mueve. 

En este sentido, juegan un papel fundamental la dirección, por la presión con la que trabaja, y la suspensión adaptativa PASM, con regulación neumática, que tiene la difícil función de eliminar la sensación de balanceo de un coche que roza las dos toneladas.  

Antes de finalizar, déjame que destaque otros dos elementos que rinden de manera sobresaliente: la veloz caja PDK y el infatigable equipo de frenos.  

Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018

¿Y el precio? Sin contar las numerosas opciones que se pueden incluir, de toda índole y condición, asciende a los 133.800 euros, que son casi 5.500 euros más que el Panamera 'convencional' equivalente. ¿Merece la pena pagarlos? Por el maletero, no, ya que apenas declara 25 litros extra. Por conducir un coche diferente, estéticamente hablando, por supuesto...

Otras noticias sobre Porsche:

Porsche Panamera 4S Sport Turismo

Motor Gasolina, 6 cilindros en V, biturbo / 2.894 cm3
Potencia 440 CV entre 5.650 y 6.600 rpm / 550 entre 1.750 y 5.500 rpm
Caja de cambios Automática de doble embrague PDK, 8 velocidades
Velocidad máxima 286 km/h
0-100 km/h 4,4 s
Consumo 8,2 l/100 km
Tracción Integral PTM
Peso en vacío 1.915 kg
Número de asientos 4
Capacidad del maletero 520 l
Precio base 133.800 euros

Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018