Prueba Porsche Panamera 4S Sport Turismo 2018: atracción familiar

En 2002, Porsche presentó su pionero entre los todocaminos, el Cayenne. En 2009, recibió el primer motor diésel. Para ver una berlina en la gama, tuvimos que esperar hasta ese mismo año, con el Panamera. En 2010, el Cayenne se lanzó a la aventura híbrida y, hace un par de ejercicios, volvieron los motores de cuatro cilindros, en los 718 Boxster y Cayman.

Efemérides difíciles de digerir para los apasionados de la marca, pero que parecen justificadas por un buen motivo: con los beneficios que generan, se puede desarrollar la gama 'Nueveonce', incluyendo nuestros idolatrados GT3 RS y GT2 RS. Por eso, cuando la firma lanzó un Panamera familiar, el año pasado, no nos lo tomamos a mal. De hecho, tras poder poner a prueba el Porsche Panamera Sport Turismo 2018, hasta nos ha parecido una gran idea...

 

Porsche Panamara Sport Turismo 2018: nueva fisionomía

Me imagino la reunión de los integrantes del equipo de diseño de Porsche, antes de afrontar el reto de desarrollar el primer familiar de la marca. Sobre todo, las discusiones acerca de cómo transformar con acierto la reputada berlina. Sin embargo, bajo mi punto de vista, creo que han acertado, ya que apenas se aprecian cambios hasta llegar a la zaga. 

Además, cinta métrica en mano, casi no se aprecian diferencias entre ambos modelos, ya que los dos declaran la misma longitud y anchura, 5,05 y 1,94 metros, respectivamente, y la altura, 1,43 metros, solo es 5 milímetros mayor en el Sport Turismo. 

Por supuesto, nuestro protagonista cu...