Con 605 CV bajo el capó, solo existe un Audi más potente que este familiar: el intocable R8 V10 plus.

Técnicamente, el Audi RS 6 Avant performance 2018 no encaja demasiado en lo que sería la descripción clásica de un coche familiar. A fin de cuentas, el protagonista de esta prueba llama la atención, gasta bastante, corre mucho, es caro y costoso de mantener, no es la opción más amplia y práctica del segmento...

Precisamente, eso es lo que nos hace amarlo. Porque en Motor1.com España, odiamos los coches aburridos. Y del RS 6 podremos decir muchas cosas, pero jamás que conducirlo es aburrido.

¿No me crees? En los pocos kilómetros que hay de la redacción hasta el circuito madrileño del Jarama, me han hecho cinco vídeos desde móviles (por lo menos). Algunos conductores han acelerado hasta ponerse a mi lado para ver si era algún futbolista famoso. Y hasta un pajarito, metálico y de vivos colores azules y amarillos, me ha seguido durante un rato. Suerte que iba a la velocidad reglamentaria de la vía... ¿Con cuántos familiares podría vivir algo así?

 

Que se note, que se note...

Ahora bien, me imagino que si estás dispuesto a pagar 143.660 euros por un coche como este, sin tener en cuenta opciones adicionales, lo mínimo que querrás es que todo el mundo se dé cuenta, ¿verdad? Pues tranquilo, porque, en este sentido, el RS 6 lo borda. Nadie tendrá dudas de que conduces uno de los familiares más rápidos y deportivos del mundo. 

Prueba Audi RS 6 Avant performance 2018
Prueba Audi RS 6 Avant performance 2018
Prueba Audi RS 6 Avant performance 2018

De que así sea, se ocupan algunos elementos interesantes, como los paragolpes específicos, las taloneras laterales, las voluptuosas entradas de aire frontales, las llantas de aleación de 21 pulgadas, el discreto alerón, el difusor trasero, el sistema de escape específico...

¿Se puede mejorar más? Ciertamente, sí. Por ejemplo, añadiendo la espectacular pintura metalizada Azul Ascari, el llamativo paquete carbono exterior o sustituyendo los faros LED, por los mucho más avanzados Matrix LED (con asistente de luz de carretera selectivo).

Prueba Audi RS 6 Avant performance 2018

En el fondo, es para la familia...

Ese podría ser el argumento de cualquier padre o madre de familia, justificando su compra, frente a un cónyuge que prefiriera algún gran cupé de cuatro puertas, como un BMW M6 Gran Coupé o un Porsche Panamera Turbo S. Y no le faltarían motivos. Ahora bien, debo reconocer que el espacio en las plazas traseras es solo correcto, teniendo en cuenta las dimensiones exteriores del conjunto (alcanza los 4,98 metros de largo).

Partimos de la base de que solo son óptimas para dos personas, ya que la central es estrecha y con un túnel central resulta bastante molesto. Además, los voluminosos asientos deportivos delanteros restan unos valiosos centímetros, en lo que al espacio para las piernas se refiere. Sin embargo, me parecen un buen lugar desde el que afrontar largos viajes por autopista. 

Prueba Audi RS 6 Avant performance 2018
Prueba Audi RS 6 Avant performance 2018

Ahora bien, puestos a pasar horas en el habitáculo, prefiero hacerlo en el puesto del conductor. Aquí, la postura es óptima, gracias a los múltiples reglajes que ofrece el asiento. También, opcionalmente, puede incluir calefacción, función de ventilación y masaje. Aunque, tratándose del coche que se trata, creo que invertiría el dinero en cualquier otro equipamiento adicional. 

¿Y el maletero? Pues da la talla, con 565 litros, que pueden llegar hasta los 1.680, si se abaten los respaldos de los asientos posteriores. Una maniobra que se puede llevar a cabo, cómodamente, desde dos pulsadores ubicados en el espacio de carga. Igualmente confortable es la apertura y cierre eléctricos del portón. 

Prueba Audi RS 6 Avant performance 2018

¿El culpable de los 605 CV? Un V8 biturbo

Bajo el capó, el Audi RS 6 Avant performance 2018 equipa un poderoso bloque V8 de gasolina, con 4,0 litros de cilindrada y dos turbocompresores, que entrega 605 CV y 750 Nm de par máximo, entre 2.500 y 5.500 rpm. Centrándonos en la cifra de potencia, el aspecto más llamativo de este vehículo, debes saber que es 45 CV más poderoso que el RS 6 'convencional'... y solo 5 CV menos que el rey de la gama, el R8 V10 plus.

Los dos grandes aliados de tan insigne mecánica son la transmisión automática con convertidor de par tiptronic, de ocho relaciones, y el sistema de tracción total, que se complementa con un diferencial deportivo trasero. 

Prueba Audi RS 6 Avant performance 2018

Como te podrás imaginar, semejante derroche de virtudes se traduce en unas prestaciones espectaculares, empezando por una aceleración de 0 a 100 km/h, cifrada en 3,7 segundos (recordemos, pesa 1.950 kilos en vacío). Respecto a la velocidad máxima, hay que hacer una aclaración: está limitada en tres niveles. De serie, alcanza los 250 km/h, pero, si el conductor lo desea, puede ascender hasta los 280 o los 305 km/h, al equipar los paquetes dynamic y dynamic plus. 

Por otra parte, creo que al conductor tipo de este coche no le importará mucho, pero el consumo medio oficial es de 9,6 cada 100 kilómetros. ¿Y en la realidad? Pues puede llegar a ascender todo lo que el pie derecho quiera...

Otras pruebas de modelos Audi:

Una máquina de circuito

Dinámicamente, lo que más llama la atención es lo ágil que resulta el conjunto, lo fácil que se conduce, lo habilidoso que es en los cambios de dirección y lo rápido que sale de las curvas. Todo está a la altura de lo esperado: la dirección, la suspensión adaptativa, la capacidad de traccionar, la rapidez del cambio... Si a esas cualidades, le sumas un motor que corre muchísimo más de lo cualquier usuario medio pueda imaginar, el resultado roza el sobresaliente. 

Bien, ya sabemos que vira plano (mucho) y corre (demasiado). Pero... ¿qué hay de la frenada? En el caso de esta unidad, está asegurada por un equipo carbocerámico, opcional y bastante caro, por cierto. De hecho, salvo que se vaya a rodar con asiduidad en circuito, o que el presupuesto para la compra sea ilimitado, con los discos de serie podría ser más que suficiente.

Prueba Audi RS 6 Avant performance 2018

Ahora bien, lo que hace que sea todavía más especial es el hecho de que, dependiendo del modo que se seleccione del control dinámico de la conducción Audi drive select, ese coche de carreras puede convertirse en un familiar con el que viajar plácidamente por autopista. Eso sí, tiene el inconveniente de que exige parar un poco más a menudo en las estaciones de servicio...

Audi RS 6 Avant performance

Motor Gasolina, 8 cilindros en V, biturbo, 3.993 cm3
Potencia 605 CV entre 6.100 y 6.800 rpm / 750 Nm entre 2.500 y 5.500 rpm
Caja de cambios Automática con convertidor de par tiptronic, 8 velocidades
0-100 km/h 3,7 s
Velocidad máxima 250 km/h (autolimitada)
Consumo 9,6 l/100 km
Tracción Integral quattro
Peso en vacío 1.950 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 585 l
Precio base 143.660 euros

Galería: Prueba Audi RS 6 Avant performance 2018