Probamos la variante con motor turbodiésel 2.0 TDI de 150 CV, con tracción total quattro y transmisión automática S tronic.

El crecimiento de los SUV es imparable: en la actualidad suponen el 35% de las matriculaciones del mercado español y se espera que el próximo año, cuatro de cada diez coches nuevos sean todocaminos.

En este contexto, el Audi Q2 2018 representa un papel clave para la firma de los cuatro aros por dos motivos. El primero es que se trata del todocamino más pequeño y accesible de la marca alemana y, el segundo, es que está obligado a condensar todas las virtudes de sus hermanos mayores, en un formato de tan solo 4,19 metros de largo. Y eso es todo un reto, teniendo en cuenta que sus hermanos se llaman Q3, Q5 y Q7.

Una buena forma de marcar el terreno es ofrecer algo más que el resto. Y en este contexto, una variante equipada con un potente propulsor turbodiésel 2.0 TDI de 150 CV, tracción total quattro y transmisión automática de doble embrague S tronic, de siete velocidades, es algo que entre los SUV urbanos solo está al alcance de los elegidos, como el MINI Countryman o el Volkswagen T-Roc

 

Audi Q2 2018, con personalidad definida

En el apartado del diseño, el Audi Q2 2018 se aparta ligeramente de la línea habitual en lo modelos del fabricante alemán. De hecho, cuenta con una carrocería angulosa, en la que destacan los marcados pasos de rueda y las llantas de aleación de 19 pulgadas, en nuestro caso opcionales. Tampoco faltan inserciones cromadas en ambos paragolpes, ni la parrilla octogonal singleframe, de grandes dimensiones. 

Para los usuarios más atrevidos, este Audi también ofrece una completa gama de colores, compuesta por 12 pinturas diferentes que, además, se pueden combinar con unos pilares traseros en cuatro tonos: blanco Ibis, gris Manhattan, gris Titanio mate y plata Hielo.

Por otro lado, el toque Premium llega al observar los grupos ópticos: esta variante del Audi Q2 2018 puede incorporar, de forma opcional, unos faros con tecnología de tipo LED e intermitentes dinámicos.

Prueba Audi Q2 2018 2.0 TDI 150 CV Quattro s tronic

Audi Q2 2018: así es por dentro

De puertas hacia dentro, el habitáculo del Audi Q2 2018 resulta ordenado y los principales mandos se pueden accionar sin apartar la vista de la carretera. Por otro lado, es sencillo encontrar reminiscencias de otros modelos de la marca alemana, en los aireadores, el volante, los mandos del climatizador...

Sin embargo, el interior del Q2 tiene detalles exclusivos, como las molduras retroiluminadas, que disponen de diez colores diferentes, seleccionables desde la pantalla de 8,3 pulgadas, del sistema multimedia MMI Plus. Este dispositivo resulta compatible con los protocolos Android Auto y Apple CarPlay.

En cualquier caso, el elemento que más llama la atención en el interior, es la instrumentación digital Audi virtual cockpit, dotada de una apariencia totalmente personalizable, pulsando la tecla 'View' del volante... Su funcionamiento es excelente, gracias a una resolución de 1.440 x 540 píxeles y a la velocidad de su procesador Nvidia Tegra, de cuatro núcleos; es capaz de mostrar informaciones, como la velocidad, el sistema de navegación, los datos del ordenador de a bordo...

Prueba Audi Q2 2018 2.0 TDI 150 CV Quattro s tronic
Prueba Audi Q2 2018 2.0 TDI 150 CV Quattro s tronic
Prueba Audi Q2 2018 2.0 TDI 150 CV Quattro s tronic
Prueba Audi Q2 2018 2.0 TDI 150 CV Quattro s tronic
Prueba Audi Q2 2018 2.0 TDI 150 CV Quattro s tronic

Aquí aprueba sin destacar...

Por lo demás, es fácil encontrar una postura de conducción óptima, gracias a los generosos reglajes del cinturón de seguridad y del volante. Sin embargo, al pasar a las plazas traseras, nos encontramos con un espacio que no resulta superior al de un compacto. En cualquier caso, puede considerarse correcto teniendo en cuenta que la longitud exterior es de unos contenidos 4,19 metros, al igual que sucede con los 355 litros del maletero

¿Dos puntos que se podrían mejorar? No sobran huecos portaobjetos y la guantera está sin iluminar.

Prueba Audi Q2 2018 2.0 TDI 150 CV Quattro s tronic

Audi Q2 2018: en marcha, marca diferencias

En el apartado dinámico, este Audi se encuentra en el olimpo de los todocaminos urbanos. Para empezar, está desarrollado a partir de la plataforma modular MQB del Grupo Volkswagen algo que, de entrada, ya es una garantía de buen comportamiento. Pero además, esta versión está dotada del sistema de tracción total quattro... lo que significa que incorpora una suspensión trasera multibrazo, en vez del eje torsional, que emplean el resto de versiones.

En el 90% de las casos, resulta muy complicado percibir diferencias desde el volante entre un esquema de eje torsional y otro multibrazo. Sin embargo, al circular por carreteras de montaña bacheradas, al equipar la suspensión trasera multibrazo, los rebotes de la carrocería se reducen notablemente y, en estas circunstancias, el Audi Q2 2018 da la sensación de ser un vehículo muy estable.

En cualquier caso, si hay dos palabras que definen el comportamiento de este Audi esas son: seguridad y equilibrio. Y para los que quieran algo más de dureza, existe la posibilidad de equipar una suspensión deportiva por 270 euros. 

Prueba Audi Q2 2018 2.0 TDI 150 CV Quattro s tronic
Prueba Audi Q2 2018 2.0 TDI 150 CV Quattro s tronic

Una buena combinación...

En la práctica, el propulsor turbodiésel 2.0 TDI de 150 CV, asociado a la rápida transmisión automática S tronic, de siete velocidades, forman una combinación muy recomendable para aquellos conductores que van a recorrer muchos kilómetros y que, a la vez, buscan unas prestaciones notables. Prueba de ello es que acelera, de 0 a 100 km/h, en 8,1 segundos y que alcanza los 211 km/h de velocidad máxima. Todo, con un consumo oficial, en ciclo mixto, de solo 4,9 litros cada 100 kilómetros

Prueba Audi Q2 2018 2.0 TDI 150 CV Quattro s tronic
Prueba Audi Q2 2018 2.0 TDI 150 CV Quattro s tronic

¿Cuál es el precio de este Audi? 

Puede decirse que el Audi Q2 2018 destaca en todos aquellos apartados que definen cómo de bueno es un coche: motor, comportamiento, calidad de acabado, tecnología, posibilidades de personalización... Y como era de esperar, eso tiene un precio... que no es especialmente bajo. Concretamente, 36.530 euros. Una cantidad respetable, pero a cambio disfrutarás de todo lo bueno de un Audi.

Equipamiento de serie: sistema de parada y arranque automáticos del motor start & stop, freno de estacionamiento electrico, asistente de frenada de emergencia automática Audi pre sense front, sistema multimedia MMI plus compatible con Android Auto y Apple CarPlay, control de velocidad de crucero, sistema multimedia con toma USB, conexión auxiliar, llantas de aleación de 18 pulgadas...

Opciones: Pintura metalizada (desde 755 euros), faros con tecnología de tipo LED (1.810 euros), apertura y cierre eléctricos del portón (600 euros), alarma (450 euros), sistema de navegación MMI plus (1.830 euros).

Audi, más información en Motor1.com:

 

Audi Q2 sport edition 2.0 TDI 150 S tronic quattro

Motor Turbodiésel, 4 cilindros en línea, 1.968 cm3
Potencia 150 CV entre 3.500 y 4.000 rpm / 340 Nm entre 1.750 y 3.000 rpm
Caja de cambios Automática, siete velocidades
0-100 km/h 8,1 segundos
Velocidad máxima 211 km/h
Consumo 4,9 l/100 km
Tracción Total
Peso en vacío 1.550 kilos
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 355 litros
Precio base 36.530 euros

Prueba a fondo Audi Q2 2018