Probamos el Honda CR-V con motor turbodiésel de 160 CV y transmisión automática de nueve velocidades. ¿Cuál es el resultado?

Es cierto que el Honda CR-V 2017 no es el SUV más novedoso; sin embargo, si es el protagonista de esta prueba, se debe a una razón: se trata de uno de esos automóviles que ha sabido actualizarse para resultar especialmente interesante al final de su vida comercial. Algo nada fácil, teniendo en cuenta que sus rivales son los Skoda Kodiaq, Volkswagen Tiguan, BMW X3...

En concreto, vamos a probar una unidad con el motor de ciclo diésel 1.6 i-DTEC de 160 CV, biturbo, asociada a una transmisión automática mediante convertidor de par de nueve velocidades, la tracción total y el acabado superior Executive. ¿El precio de este Honda CR-V 2017? 40.100 euros.

 

Honda CR-V 2017: ¿cómo es por fuera?

Tras sus últimas modificaciones, el Honda CR-V 2017 incorporó unos paragolpes ensanchados, unos faros con luces diurnas de tipo LED, unos nuevos faros antiniebla... En cualquier caso, la carrocería de 4,61 metros de largo, 1,82 metros de ancho y 1,69 metros de alto tiene una imagen robusta, elegante y, en el acabado Executive de nuestra unidad, incluye elementos como las llantas de 18 pulgadas, faros con tecnología de tipo LED... 

Prueba Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV

Honda CR-V 2017: ¿cómo va en marcha?

Este SUV está impulsado por el motor de ciclo diésel más potente de Honda, el 1.6 i-DTEC de 160 CV, asociado a una transmisión automática mediante convertidor de par, con nueve velocidades. Para conseguir esa potencia, esta mecánica tetracilíndrica cuenta con dos turbocompresores que trabajan coordinados: uno de ellos empuja a bajas revoluciones, el otro, lo hace a alto régimen. ¿Y en la zona media del cuentavueltas? Ahí, soplan los dos.

En entornos urbanos, el Honda CR-V 2017 se mueve mejor de lo que cabría esperar teniendo en cuenta su tamaño: no necesita mucho más espacio para girar que un compacto y su mecánica 1.6 i-DTEC se muestra silenciosa y sin vibraciones al acelerar a fondo.  

Prueba Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV
Prueba Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV

Y cuando se trata de ganar velocidad, este Honda tampoco se defiende nada mal. El motor empuja con contundencia entre 1.500 y 4.000 rpm, algo que le permite acelerar de 0 a 100 km/h en 10,4 segundos y alcanzar 197 km/h, con un consumo medio oficial de 5,3 litros cada 100 kilómetros.

En cuanto a la transmisión automática de nueve velocidades, está fabricada por ZF, es suave en las transiciones y cuenta con una primera velocidad muy corta, que recuerda a una reductora. Del mismo modo, la novena marcha es muy larga y está pensada para ahorrar carburante en carretera (el desarrollo a 1.000 rpm en novena relación es de 74,2 km/h).

Por lo demás, el Honda CR-V 2017 es un modelo especialista en largos desplazamientos por carretera, entorno en el que ofrece un gran aplomo y confort de marcha. Por otro lado, aunque está mecánica siempre se vende aparejada a la tracción total, fuera del asfalto no conviene aventurarse más allá de pistas en buen estado.

Prueba Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV

Honda CR-V 2017: así es su interior

Aunque el diseño interior del Honda CR-V empieza a acusar el paso de los años, compensa este posible inconveniente con una gran habitabilidad. De hecho, es uno de los SUV que más se acerca a un monovolumen por espacio interior. La postura de conducción es elevada y, las plazas traseras son brillantes por espacio para las piernas, anchura o altura. Además, gracias a que el suelo es completamente plano, tres ocupantes pueden viajar con comodidad.

En cuanto al maletero, los 589 litros de capacidad permiten transportar el equipaje de una familia al completo. Además, es regular y aprovechable, cuenta con una boca de carga cercana al suelo y un práctico portón trasero eléctrico.

Prueba Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV
Prueba Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV
Prueba Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV

Honda CR-V 2017: ¿está bien equipado?

Desde el punto de vista del equipamiento, tal vez, la única pega que se le pueda poner al CR-V es que determinados elementos de equipamiento únicamente están disponibles en el acabado superior Executive, como el sistema de seguridad activa el Honda Sensing, que cuesta 1.800 euros y aglutina el control de velocidad de crucero adaptativo i-ACC, capaz de predecir los cambios de carril de los vehículos precedentes, el sistema activo de alerta por cambio involuntario de carril, el de reconocimiento de señales de tráfico, el de control del ángulo muerto...

Prueba Honda CR-V 1.6 i-DTEC 160 CV

 

Honda: más información en Motor1.com

Honda CR-V

Motor Turbodiésel, 4 cilindros en línea, 1.597 cm3
Potencia 160 CV a 4.000 rpm / 350 Nm de par a 2.000 rpm
Caja de cambios Automática de convertidor de par con seis velocidades
0-100 km/h 10,4 segundos
Velocidad máxima 197 km/h
Consumo 5,3 l/100 km
Tracción Total
Peso en vacío 1.658 kilos
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 589 litros
Precio base 40.100 euros

Forma parte de algo grande