Uno de los Subaru que más echo en falta en el mercado europeo es, sin duda, el WRX y sobre todo una versión deportiva como la nueva tS. De acuerdo, no es el STI (no lo habrá en esta generación), pero no me digas que viendo las fotos no te apetece conducirlo ya.

Sin tus gafas, podrías pensar que este tS es un verdadero STI de lejos. No nos extraña, porque el exterior luce ese color azul tan característico. Además, la inscripción WRX en la parrilla es roja e incluso las pinzas de freno son de color bronce. 

2025 Subaru WRX tS

Seguro que te gusta leer que este WRX tS está puesto a punto por la división STI de Subaru. Así, cuenta con amortiguadores controlados electrónicamente, programas de conducción y frenos Brembo de alto rendimiento.

Los discos de mayor diámetro se acoplan a pinzas de seis pistones delante y de dos detrás. Asimismo, los nuevos neumáticos Bridgestone Potenza S007 (245/35) envuelven unas llantas de aleación de 19 pulgadas.

Lo que no cambia es el motor bóxer del resto de la gama. Bajo el capó está el mismo bloque de cuatro cilindros turboalimentado de 2,4 litros, con 275 CV, emparejado a una caja de cambios manual de seis velocidades.

2025 Subaru WRX tS

El habitáculo cuenta con un nuevo cuadro de instrumentos digital de 12,3 pulgadas que acompaña a la pantalla táctil central de 11,6 pulgadas orientada verticalmente. Los espectaculares asientos son unos Recaro forrados en ante sintético negro con detalles en azul y el logotipo 'WRX tS' estampado en los reposacabezas.

Al igual que en el resto de los WRX, la versión tS incluye el paquete de seguridad EyeSight, con ayudas como el control de crucero adaptativo, la advertencia de salida de carril o la alerta por cansancio del conductor. 

Subaru no dice cuánto cuesta el WRX tS, pero sí que saldrá a la venta a principios de 2025. Desde luego, es un coche que traería a Europa sí o sí, pero lamentablemente las emisiones juegan en nuestra contra.