¿Cómo una marca pequeña puede diferenciarse de las decenas de SUV compactos que pueblan el mercado? Subaru, con sus vehículos con tracción 4x4 permanente Symmetrical All-Wheel Drive, lo tiene claro: ofreciendo el modelo más preparado para el campo, destinado a clientes aventureros o a aquellos que quieran un plus de seguridad en el asfalto y también versatilidad. Ahora se llama Crosstrek, pero antes lo conocíamos como XV.   

Esa cualidad 'off road' no significa que el modelo japonés viva 'ajeno a la realidad', ya que porta la etiqueta Eco y cuenta con un agradable tacto de conducción en carreteras. Además, disfruta de una relación precio/equipamiento bastante a tener en cuenta. Como verás a continuación, el consumo, la transmisión automática con variador continuo Lineartronic y el maletero son sus tres principales puntos mejorables. 

El Subaru Crosstrek Hybrid, en cinco puntos clave:

Galería: Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field

Diseño

Respecto al XV, la estética del Crosstrek continúa la senda marcada por el lenguaje de diseño DYNAMIC x SOLID, reflejada por líneas marcadas y angulosas mires desde donde mires el vehículo. 

A partir de la Plataforma Global de Subaru, se ha creado un todocamino de 4,50 metros de longitud y, atento, 22 cm de altura libre al suelo. Tampoco el ángulo de salida está nada mal, con 31,2º. Algo peor es el de entrada, con 19,3. En cualquier caso, son registros que te va a costar mucho encontrar en un rival directo. 

Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field
Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field
Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field

El acabado intermedio Field incorpora de serie unas bonitas llantas de aleación bicolor de 18 pulgadas, que no se combinan con neumáticos deportivos, sino con unos Falken M+S (no son específicos de invierno, pues carecen del logotipo de la montaña y el copo de nieve) con un perfil 55, suficientemente amplio para poder circular por caminos y afrontar obstáculos. 

Otros detalles interesantes o curiosos son la ausencia de salidas de escape, los voluminosos paragolpes, el marcado difusor trasero, la antena tipo aleta de tiburón, los retrovisores exteriores en posición algo retrasada y baja (no influye en la conducción) y el clásico perfil inferior protegido en material plástico. 

Interior

En el habitáculo puede que, de inicio, nos choque encontrarnos con una instrumentación analógica y una pequeña pantalla de 4,2 pulgadas entre las dos esferas principales. También, con un botón independiente para resetear el ordenador de a bordo. Por el contrario, el monitor central, con formato vertical, es bastante grande, ya que alcanza las 11,6 pulgadas. El marco de esta pantalla incluye mandos convencionales de uso habitual, como la climatización y el 'warning', que se manejan con soltura.  

Propio de un vehículo japonés, hay materiales duros pero con una buena presencia, complementados por molduras que imitan la fibra de carbono y otras en negro piano. Por cierto, el conductor dispone de información del sistema 4x4, así como del ángulo de inclinación. 

Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field
Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field
Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field

Desde hace años, Subaru no comercializa un navegador integrado, ya que considera que esa función está perfectamente cubierta con la réplica de aplicaciones de los smartphones a través del sistema multimedia StarLink, compatible con Apple CarPlay y Android Auto.

No hay una base de carga para los smartphones, pero sí una conexión 12V/120W, así como asientos delanteros en tela y calefactables, la mejor combinación bajo mi punto de vista. En el acabado Touring, el más completo, la tapicería es de cuero.

Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field
Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field

En el apartado práctico, los ocupantes traseros disfrutan de un buen ángulo de apertura de las puertas y de un excelente espacio para las piernas. Tampoco falta sitio para la cabeza, aunque es verdad que queda muy cerca del montante C y no de la ventanilla. Echamos de menos salidas de aire posteriores y el pasajero central tiene que acostumbrarse a un túnel central voluminoso generado por el sistema 4x4.  

Como comentaba antes, el maletero impide un uso familiar de este vehículo, pues el volumen se queda en 315 litros por un plano de carga en posición elevada (otra vez la tracción total resulta 'culpable'). Para que te hagas una idea, un 'simple' SEAT Ibiza dispone de 355 litros para el equipaje.

Como contrapunto, el suelo de goma se limpia muy cómodamente y la bandeja, aunque es algo endeble, se enrolla para facilitar la colocación de la carga. El kit reparapinchazos resulta insuficiente a todas luces si vamos a abandonar el asfalto habitualmente y no hay un doble fondo.  

Mecánica

Desde hace tiempo, la apuesta de Subaru para el mercado europeo es el tren motriz híbrido no enchufable e-Boxer que, en este caso, está compuesto por un motor atmosférico de gasolina, con arquitectura bóxer, cuatro cilindros, 2 litros y 136 CV, más una pequeña unidad eléctrica de 17 CV alimentada por una batería de apenas 0,7 kWh de capacidad. 

Técnicamente, es un híbrido completo o autorrecargable, aunque en la práctica parece más un híbrido ligero por el limitado uso 100% eléctrico que podemos obtener. De hecho, la potencia combinada sigue siendo 136 CV. Por supuesto, disfruta de la etiqueta Eco, aunque no es precisamente un coche con un consumo bajo.

La media homologada es de 7,7 litros cada 100 km y lo normal es superar los 8 litros en ciclo mixto. Eso sí, también es cierto que se puede bajar de los 7 en conducción interurbana tranquila, siempre que la orografía esté de nuestro lado. Por cierto, los bloques bóxer (cilindros horizontalmente opuestos) ayudan a reducir el centro de gravedad y su posición retrasada mejora la distribución del peso entre ejes. 

Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field

Como ya supondrás por la potencia declarada y por la ausencia de turboalimentación, las prestaciones del Subaru Crosstrek 2024 no son su punto fuerte. En concreto, firma un 0 a 100 en 10,8 segundos y una punta de 198 km/h, que tampoco están mal, aunque es cierto que hay que anticiparse más a los adelantamientos que con un motor con turbo. 

Tal y como sucede en el Forester, nos hubiera gustado un depósito de gasolina mayor, pues el de 48 litros no otorga una gran autonomía. Igualmente, comparto a continuación mis impresiones de la caja Lineartronic en el 'hermano' mayor del Crosstrek.

"El funcionamiento de la transmisión Lineartronic tiene claroscuros. En la ciudad, en atascos y a velocidad constante no hay un cambio más suave en el mercado, pero al acelerar fuerte o al afrontar largas cuestas, mantiene revolucionado el motor, lo que reduce algo el agrado de conducción y aumenta la sonoridad". No hay levas para regular las revoluciones, pero sí un modo L para incrementar la retención mecánica en bajadas.

Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field

En marcha

La polivalencia de uso, llevada al grado máximo, es la principal cualidad del Crosstrek. Porque sí, lo hace bien sobre el asfalto: es un coche aplomado a velocidades de crucero, se mantiene estable tomando todo tipo de curvas y absorbe bien los baches. Pero también se defiende a las mil maravillas no sólo por caminos sencillos, sino también por algunos más rotos y con fuertes desniveles.

Curiosamente, a pesar de que en el campo es mejor disfrutar de una posición de conducción elevada, el Crosstrek permite al conductor viajar cerca del suelo, algo que personalmente agradezco. 

Pero volvamos a las pistas, donde el SUV compacto saca a relucir el sistema X-Mode (programas Nieve, Tierra, Normal, Nieve Profunda y Barro), que varía el funcionamiento del acelerador, la transmisión, el sistema de tracción total y los frenos para optimizar la tracción. Además, abarca el control de descenso de pendientes.

Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field
Prueba Subaru Crosstrek 2.0i Field

Por si fuera poco, el control de tracción también dispone de vectorización de par, lo que unido a los dos ejes motrices, a los neumáticos M+S y a la buena altura libre al suelo, permite excursiones mucho más excitantes de lo normal, como la que pudimos realizar sin ningún contratiempo. 

De regreso al asfalto para encaminar nuestra vuelta a casa, también se valoran los programas de conducción Sport e Intelligent, con los que cambia bastante la respuesta al acelerador. Es más, la rigidez del chasis se ha incrementado un 10% y el asistente EyeSight incorpora nuevas funciones por si queremos 'dejarnos llevar'.

Entre ellas, están el mantenimiento de carril, el control de la dirección en caso de emergencia, el sistema pre-colisión, el limitador de velocidad inteligente o el reconocimiento de señales de tráfico. 

Equipamiento y precio

Decía al principio que la relación precio/equipamiento resulta destacable. A cambio de 34.000 euros, te llevas a casa el Crosstrek Field con todo lo citado (que no es poco, precisamente) más cámara trasera, faros y pilotos LED, acceso y arranque sin llave, asientos delanteros eléctricos, sensores de alumbrado y lluvia, cristales traseros oscurecidos o retrovisores plegables eléctricamente, entre otras cosas. 

Un desembolso sensato para un SUV muy versátil y diferente. No es un producto redondo ni un superventas, pero algunos seguro que apreciarán sus cualidades. De hecho, es el Subaru más vendido en Europa. Si deseas un todocamino así, pero más familiar, atento al Forester, que a continuación puedes conocer en detalle. 

Subaru Crosstrek 2.0i Field

Motor Gasolina, 4 cilindros bóxer, atmosferico, 1.995 cm³, 136 CV + 1 eléctrico (17 CV)
Potencia 136 CV a 5.600 rpm
Par máximo 182 Nm a 4.000 rpm
Caja de cambios Automática con variador continuo Lineartronic, 7 etapas
0-100 km/h 10,8 s
Velocidad máxima 198 km/h
Consumo 7,7 l/100 km
Tracción Total permanente AWD
Longitud 4,49 m
Anchura 1,80 m
Altura 1,60 m
Peso en vacío 1.595 kg
Número de asientos 5
Capacidad del maletero 315 l
Precio base 34.000 euros