El Volvo S60 representa la caída de otro interesante modelo por la fiebre SUV. Si no queremos seguir la moda que impera en el mercado, cada día lo tenemos más difícil; el sueco ha sido otra víctima, tal y como ha ocurrido con los Ford Mondeo, Mazda6, Opel Insignia y Renault Talisman.

Afortunadamente, los amantes de las berlinas del segmento D aún tienen el Alfa Romeo Giulia (en oferta), BMW Serie 3, Mercedes-Benz Clase C, Peugeot 508, Skoda Superb o Volkswagen Passat (sólo en formato familiar). Además, en breve aparecerá el Audi A5, sustituto del veterano Audi A4, y el Toyota Camry 2025.

Galería: Volvo S60 2024

Para que seas consciente de lo que nos perdemos, el Volvo S60 era un modelo de 4,77 metros de largo, con un diseño muy atractivo y un habitáculo que destacaba por la buena calidad de sus materiales.

También resultaba una opción muy placentera por su confort, mientras que la seguridad era uno de los aspectos más brillantes. El fabricante demostró una gran resistencia en los test de choque Euro NCAP, con un resultado de cinco estrellas, sin olvidar los diversos asistentes a la conducción.

Volvo S60 2024

En lo que respecta a su gama mecánica, el Volvo S60 tenía una importante particularidad. a diferencia de su variante familiar, el Volvo V60, la berlina nunca ofreció los motores diésel, motivo que le perjudicó en las cifras de ventas.

Eso sí, en gasolina comenzaba con el B4 Mild Hybrid de 197 CV y la etiqueta Eco. Asociado con la caja automática de doble embrague con siete relaciones, transmitía 300 Nm al eje delantero, aceleraba de 0 a 100 km/h en 7,6 segundos y homologaba un consumo de 6,1 litros cada 100 km.

Por encima, se encontraba el B5 Mild Hybrid de 250 CV y 350 Nm, cuya aceleración mejoraba a 6,5 segundos, mientras que el gasto se situaba en 7,1 litros. En este caso, se vinculaba con la caja automática de ocho velocidades y el sistema de tracción total AWD.

Como tope de gama, estaba el espectacular híbrido enchufable T8 AWD PHEV, con 455 CV y la etiqueta 0. ¿Lo mejor de todo? Además de un paso de 0 a 100 en sólo 4,6 segundos, declaraba un consumo de 0,7 litros cada 100 km, gracias a una autonomía de 94 km en modo eléctrico.

Con semejantes nivel de prestaciones, no nos extrañaba el acabado deportivo del catálogo, denominado Polestar Engineered. Si deseas un Volvo S60, debes saber que aún está disponible en ciertos mercados internacionales, pero en España ya sólo queda el stock de la marca.