El futuro del Fiat 500 y de la factoría de Mirafiori pasa por el modelo híbrido ligero. Así lo deja claro la decisión del CEO de Stellantis, Carlos Tavares, que durante una reunión con los sindicatos confirmó la decisión de la multinacional de crear una versión con hibridación ligera basada en el Fiat 500 eléctrico.

Una elección inevitable dado el mayor atractivo de los motores híbridos (especialmente en países como Italia o España), con el 500 híbrido vendiendo más de 100.000 unidades en 2023 frente a las casi 62.000 del Fiat 100% eléctrico. Pero, ¿cómo será este nuevo modelo? Intentemos averiguarlo.

El aspecto no cambia

La decisión de basarlo en el 500e llevará inevitablemente a utilizar la misma plataforma para este modelo. Una arquitectura diferente a la CMP, pero derivada del 500 clásico, aunque con numerosas modificaciones para dar cabida al motor eléctrico. La versión con motor híbrido podría recibir más cambios en el chasis, pero es poco probable que veamos una estética distinta.

Fiat 500 Hybrid (2025), renderizado en Motor1.es

Fiat 500 Hybrid (2025), el render de Motor1.es

De hecho, Fiat debería confirmar el aspecto del modelo eléctrico, tanto para mantener bajos los costes de diseño como para conservar la ya importante imagen reconocible del coche. Se deberían conservar, pues, las clásicas ópticas principales redondas y los pilotos rectangulares en la parte trasera, mientras que la parrilla podría revisarse con un diseño ligeramente diferente y tomas de aire más bajas.

También esperamos una combinación de colores y diseños de llantas de aleación específicos, además de la presencia obvia de la salida de escape, mientras que el interior debería heredarse en gran medida del modelo eléctrico.

Basado en el 1.2 del Jeep Avenger

Si hay pocas dudas sobre la tecnología mild hybrid, el tipo de motor de combustión que adoptará Fiat es mucho más incierto. Dentro de la gama Stellantis están el 1.0 de 70 CV del actual 500 híbrido o el 1.2 de 100 CV visto en el Jeep Avenger, el Fiat 600 y el nuevo Lancia Ypsilon. En cambio, también está el gran 1.5 que montan el Jeep Renegade, el Compass y el Alfa Romeo Tonale, aunque parece demasiado voluminoso para un coche que tendrá dimensiones muy compactas.

Fiat 500 Hybrid (2025), renderizado en Motor1.es

Fiat 500 Hybrid (2025), el render de Motor1.com

Llegados a este punto, las apuestas apuntan por el 1.2, un motor capaz de ofrecer suficiente potencia para un coche urbano, que también apostará por la ligereza.

Otro capítulo importante se referirá al precio, que será sensiblemente inferior al del 500 eléctrico, pero razonablemente superior al del 500 híbrido actual. Las tarifas, por tanto, podrían empezar en más de 18.000 euros para las versiones básicas y superar los 20.000 para las más lujosas. Pero habrá que esperar unos meses más para confirmar estas elucubraciones.

Galería: Fiat 500 Hybrid (2025), el render de Motor1.com