Desde el 403, los modelos de gama media de la marca Peugeot se han convertido en legendarios gracias a su popularidad: cerca de 1,7 millones de unidades del 406 hablan por sí solas. Esto hace que sea aún más difícil para el sucesor prolongar este éxito. En abril de 2004, hace ya 20 años, comenzaron las ventas del 407.

Polémica por el diseño

Sin embargo, su aspecto resultó ser fuente de controversia. Algunos consideraban que el diseño era demasiado voluminoso, e incluso se referían a él como un "tanque". La imagen del coche era muy curvada lo que le acercaba al 307, más pequeño. Su 'cara' tenía ojos enfadados y una boca grande. Estos cambios respecto al diseño más bien conservador de los modelos anteriores tuvieron tanto seguidores como detractores.

Galería: Peugeot 407 (2004-2011)

De entrada, el 407, que pesaba como mínimo 1.475 kilogramos, estaba disponible con un motor de gasolina de 1,8 litros y 116 CV de potencia, seguido del 2.0 de 136 CV y el 2.2 de 158 CV (iniciales). Había incluso una versión con motor de seis cilindros, el 3.0 V6 con 211 CV.

También fueron populares los modernos motores diésel HDi de entre 109 y 163 CV. Aquí también hubo un V6. Entregaba 204 CV, con una cilindrada de 2,7 litros. A partir de 2009, fue sustituido por un 3.0 litros con 240 CV.

Francia en lugar de Italia

A partir de diciembre de 2005, el coupé se convirtió, probablemente, en el 407 más bonito. A diferencia de la serie anterior, no se fabricaba en Pininfarina, en Turín, sino, junto con la berlina, en la factoría de Peugeot en Rennes. El 407 Coupé, de 4,82 metros de longitud, se caracterizaba tanto por su elegante diseño como por su practicidad. Con motores potentes y equipamientos de alta calidad, el 407 Coupé continuaba la larga tradición de modelos de dos puertas "Grand Tourisme" lujosos y deportivos de la marca del león.

La propulsión corría a cargo de un motor diésel de seis cilindros biturbo, que tenía una potencia combinada de 177 kW (240 CV), asociado a una caja de cambios automática de 6 velocidades, con un consumo medio de solo 7,2 litros cada 100 km. Alternativamente, también estaba disponible un bloque diésel de cuatro cilindros con 120 kW (163 CV) y un consumo medio de 5,4 litros cada 100 km.

Peugeot 407 (2004-2011)

Peugeot 407 Coupé

Este elegante cuatro plazas también ocupaba una posición excepcional en términos de equipamiento. Climatizador automático bizona, asientos de cuero, faros bi-xenón con luz de curva adaptativa, sensores de aparcamiento o sistema de sonido JBL... todo de serie.

La carrocería familiar Station Wagon, abreviado SW, que ya no se llamaba Break (como era habitual en PSA), tenía un aspecto más deportivo que la berlina, y fue especialmente popular. Se podía pedir con un techo de cristal de gran tamaño, que hacía que el interior pareciese más luminoso.

Dos renovaciones

En junio de 2006, el Peugeot 407 recibió su primera renovación. Exteriormente, sólo se reconocía por la parrilla del radiador renovada con barras transversales cromadas y un nuevo diseño de llantas. El acabado más alto, Platinum, recibió paragolpes y molduras laterales pintados en el color de la carrocería. 

El gran lavado de cara de la serie tuvo lugar en septiembre de 2008 e incluyó principalmente nuevos pilotos con intermitentes blancos en la berlina y pilotos con diseño de panal de abeja en el familiar.

Peugeot 407 (2004-2011)

Peugeot 407 (2004-2011)

La berlina también recibió un paragolpes trasero modificado con la matrícula desplazada hacia abajo. El familiar estrenó un faldón posterior ligeramente modificado. El equipamiento se completó con una climatización automática optimizada, nuevos sistemas telemáticos y la ayuda al aparcamiento delantero.

Cifras mixtas

Peugeot cesó la producción de la berlina y el familiar en diciembre de 2010. Les sucedió el Peugeot 508 de primera generación, en enero de 2011. El 407 Coupé siguió saliendo de la cadena de producción hasta diciembre de 2011, pero no tuvo sucesor. La trayectoria del 407 fue desigual: 896.400 unidades producidas en poco más de seis años. Es decir, sólo algo menos de la mitad de lo que logró su predecesor (406).

El Peugeot 407 alcanzó la fama cinematográfica cuatro años después de su estreno con el éxito del cine francés 'Taxi 4' (2007), del director Luc Beson.