Hoy en día, los coches artesanales son un bien escaso. Pero en Japón, dónde si no, hay una empresa llamada Mitsuoka, que intenta mantener viva esta magia. De hecho, a lo largo de los años, ha construido algunos ejemplares de lo más curiosos, usando un Mazda MX-5, para construir modelos que parecen un Morgan Aero 8 o un Jaguar XK120.

Ahora, una de sus criaturas menos convencionales está a punto de entrar en producción. Se trata del M55, un extravagante coche inspirado en el Dodge Challenger, que se presentó en noviembre de 2023.

Creado para celebrar el 55 aniversario de Mitsuoka, el M55 es en realidad un Honda Civic. En los últimos meses, la empresa recibió más de 1.300 mensajes de personas interesadas en comprarlo, por lo que decidió hacer realidad el M55.

Galería: 2023 Dodge Challenger SRT Demon 170

Del sueño a la realidad

"Es la primera vez que recibimos directamente mensajes tan apasionados de tantas personas", afirma la empresa, que tiene previsto poner el coche a la venta a finales de 2025.

Todavía no se han dado a conocer más detalles, pero recordemos que el concept se basa en el Civic de cinco puertas y tiene un motor de 1,5 litros, acoplado a una caja de cambios manual de seis velocidades. En cualquier caso, este 'falso' Challenger con volante a la derecha sólo se venderá en Japón.

Mitsuoka M55 Concept

Así es el M55 por dentro

¿Cuánto costará?

Mientras que la parte delantera del M55 recuerda al Challenger, la trasera evoca a los coupés japoneses de los años 70, como el Nissan Skyline o el Mitsubishi Galant GTO.

En el interior, Mitsuoka ha añadido una tapicería azul de aspecto retro y ha sustituido la insignia Honda del volante por su propio logotipo.

Más allá del kit de carrocería completo, los faros y pilotos también se hicieron a medida, al igual que la parrilla. Por su parte, las hendiduras de la luneta trasera parecen inspiradas en un Ford Mustang Mach 1 de 1969.

Mitsuoka ya ha especificado que no podrá fabricar suficientes coches para satisfacer la demanda, porque la conversión llevará tiempo, ya que todas las modificaciones necesarias se realizan manualmente. Por ello, aún no se ha desvelado el precio, aunque imaginamos que no será precisamente barato.