Cada mercado tiene sus propias peculiaridades, eso está claro. Y aunque la globalización ha impulsado los productos y vehículos globales, los gustos entre los consumidores de distintos países pueden cambiar drásticamente.

Sin duda, ese el caso de los pick-up (o camionetas, si así lo prefieres). Mientras que los SUV son una tendencia global y casi todos los conductores del mundo quieren uno, hay otros segmentos en los que la popularidad no es tan clara en todas las regiones.

Pero volvamos al caso de los pick-up, ya que es bastante interesante. Su objetivo es básicamente el mismo en todas partes: transportar mercancías de la forma más sencilla posible. Sin embargo, el posicionamiento y el uso adicional dado por las marcas han permitido que los pick-up se conviertan en un vehículo de moda en determinados mercados.

Es el caso de Estados Unidos, el segundo mercado mundial de vehículos ligeros y el mayor para los pick-up. El año pasado, las ventas de estos vehículos sumaron casi 2,7 millones de unidades, es decir, casi un 20% de cuota de mercado.

Motor1.com Numbers: datos sobre pick-up

Este mercado representó el 44% de la demanda mundial de pick-up. La popularidad del Ford F-150 y de sus rivales de General Motors (Chevrolet Silverado y GMC Canyon), y Stellantis (Ram 1500) explican estos buenos resultados.

Pero... ¿por qué son tan populares en América y tan escasos en Europa? Estas camionetas se consideran un vehículo 'cool' en Estados Unidos. No se posicionan como un mero vehículo de trabajo, sino como un medio de transporte grande, cómodo, agresivo y potente. Este posicionamiento llega tras años de presentaciones de versiones más deportivas y elegantes que atraen a más consumidores. De hecho, los pick-up se ven tan útiles y prácticos como un utilitario en Europa o como un kei-car en Japón.

Motor1.com Numbers: datos sobre pick-up

Este reposicionamiento también se está produciendo en otros mercados. Por ejemplo, en Tailandia, el segundo mercado mundial de los pick-up, el estatus de trabajo se está complementando gradualmente con versiones más frescas que a veces están más cerca de un SUV que de un verdadero pick-up, al menos en términos de diseño. De hecho, la capacidad de los fabricantes para reposicionar sus pick-up en algo más atractivo está relacionada con el diseño exterior y las características interiores.

Los pick-up pasaron de ser un vehículo básico, cuadrado y 'trabajador', a convertirse en grandes y atractivas camionetas con las mismas formas de SUV en la parte delantera e interiores de lujo. Esto ocurre en todos los subsegmentos de pick-up: desde los pequeños como el Fiat Strada hasta los gigantes como el Ford F-250. Aprovechan el auge de los SUV para incorporar elementos de diseño de esos vehículos en un armazón más básico que tiene aún más capacidad de carga.

Si a esto le sumamos el hecho de que muchos países del mundo aún carecen de carreteras en buenas condiciones, entonces tenemos a una gran parte de la población casi obligada a optar por un pick-up.

Por eso son tan populares en todas las naciones africanas, en muchos mercados del Sudeste Asiático y en América Latina. El año pasado, las camionetas representaron más del 15% de las ventas de vehículos ligeros en Brasil, Canadá, México, Australia, Indonesia, Sudáfrica, Chile, Argentina, Filipinas, Perú, Nueva Zelanda, Ecuador, Puerto Rico, Irak y muchos otros países.

Motor1.com Numbers: datos sobre pick-up

Su popularidad en todo el mundo contrasta con su bajo perfil en Europa. En 2022, los modelos de tipo pick-up representaron sólo el 0,9% de las ventas de vehículos ligeros en Europa-Turquía, y este año, hasta junio, su cuota de mercado se mantiene en el 0,87%.

Como se posicionan como meros vehículos comerciales ligeros, muchos consumidores no los consideran más que eso. Además, el hecho de que suelan ser grandes tampoco ayuda. Cuando se trata de transportar mercancías, el consumidor europeo prefiere un vehículo multiespacio más frugal, como una furgoneta. Algo parecido a lo que ocurre en Japón.

El autor de este artículo, Felipe Munoz, es especialista en la industria del automóvil en JATO Dynamics.