Opel prepara el lanzamiento de la segunda generación del Crossland. En 2024, el SUV urbano alemán evolucionará en forma y motorizaciones, con el debut de una variante 100% eléctrica que debería unirse al resto de versiones de combustión.

Tras verlo en las primeras fotos espía, tratamos de imaginar su forma definitiva en nuestro render exclusivo, pintado en el color verde que también vimos en el Mokka, con el que comparte segmento.

Más maduro

El nuevo Crossland 2024 cortará lazos con la generación actual ofreciendo un diseño completamente diferente. Como se aprecia en la recreación, tendrá unos flancos musculosos y unas líneas más tensas, así como un frontal más imponente que contará con el panel negro Opel Vizor que integra los faros LED.

Opel Crossland 2024, render de Motor1.com

Opel Crossland 2024, render de Motor1.com

Los cambios estéticos deberían ir acompañados de nuevas dimensiones, ya que se espera que el Crossland supere los 4,21 metros actuales y sea más alto. Esto debería permitir al todocamino disponer de un maletero aún más grande (ahora ofrece 410 litros) y mantener el asiento trasero con regulación longitudinal. 

También se esperan cambios importantes en el habitáculo, con la adopción de la misma tecnología que en el Mokka y la presencia de un cuadro de instrumentos digital de 12 pulgadas y un monitor central de 10 para el sistema de infoentretenimiento.

Posibles motores

El Crossland actual se ofrece con dos motores de gasolina (1.2 Turbo con 110 y 130 CV) y un turbodiésel (1.5 con 110 CV). Es probable que en la nueva generación continúen las unidades de gasolina, probablemente en los mismos niveles de potencia, mientras que el futuro del diésel está más en duda.

Como hemos mencionado, también habrá un propulsor eléctrico. En este sentido, es posible que se adopte la misma cadena cinemática que el Mokka-e: 156 CV, batería de 54 kWh brutos y alrededor de 400 km de autonomía.

¿Y los precios? Esperamos un ligero incremento respecto al modelo actual, con las versiones de gasolina partiendo como mínimo de los 25.000 euros, mientras que el eléctrico podría costar en torno a los 37.000 euros.

Para obtener más información sobre el nuevo SUV alemán, tendremos que esperar unos meses más. Parece claro que continuará siendo una alternativa práctica al Mokka, pero con un estilo mucho más actual.

Galería: Opel Crossland 2024, render de Motor1.com