Carlos Tavares, CEO de Stellantis, no se anduvo con rodeos y cuando se le preguntó directamente quiénes son hoy los competidores del grupo que dirige, dio una respuesta clara: "Tesla, por supuesto". Luego añadió, quizá para ampliar horizontes, que una realidad compleja como Stellantis también mira a los coreanos y a todos los demás actores, pensando siempre en términos globales y buscando las mejores soluciones.

Este es sólo uno de los muchos temas tratados por el directivo portugués el día en que presentó los resultados financieros del grupo para el primer semestre de 2023.

La ocasión también fue propicia para hablar de materias primas y chips, de reorganización de la producción, de cómo contrarrestar la 'invasión' china en Europa y de los coches eléctricos de 25.000 euros, cuya llegada al mercado está prevista para principios de 2024. Pero vayamos por orden.

Mejor que Tesla en márgenes de beneficio

Tavares, como se ha dicho, ha lanzado el guante a Elon Musk. No sólo con una declaración que era un poco un fin en sí mismo, sino volviendo sobre el tema en varias ocasiones con una serie de puntos concretos.

Por ejemplo, afirmando: "Hoy somos más rentables que Tesla. Son muy competitivos y tenemos que luchar para establecernos, pero el desafío entre Tesla y Stellantis será apasionante".

I margini di crescita di Stellantis

"El año pasado la rentabilidad de Tesla era del 17%", añadió Tavares, y continuó: "Al final del primer semestre ha caído al 10,5%. Nosotros tenemos un margen del 14,4%. Además, tenemos las personas, la marca y la capacidad de producción para ser muy fuertes. Estamos creciendo en ventas de coches eléctricos y estamos creando un negocio de software muy rentable".

A la espera del eléctrico de 25.000 euros... y del Panda

En definitiva, en un mundo que avanza cada vez más hacia la movilidad cero emisiones, Stellantis quiere adelantar a quienes lideran las listas de ventas mundiales precisamente en coches eléctricos.

Y para ello, sin embargo, necesita aumentar los volúmenes. Esto ocurrirá, al menos según las previsiones, con modelos que permitirán al grupo crecer aún más rápido.

Citroen e-C3 2023

A principios de 2024 llegará un nuevo coche eléctrico, el Citroën ë-C3, que costará menos de 25.000 euros. Por tanto, se situará por debajo de esa especie de umbral psicológico que todos los fabricantes tienen que cumplir. Y además, será el primero en hacerlo, ya que otros fabricantes, como Tesla (de nuevo) o Volkswagen, estarán listos más tarde.

El ë-C3 será el primero de una larga serie de modelos a baterías con los que Stellantis tratará de crecer en Europa, donde actualmente ocupa el tercer puesto, y también en Estados Unidos, donde la ofensiva eléctrica no ha hecho más que empezar. Tavares reiteró que habrá hasta 47 coches eléctricos a la venta en todo el mundo a finales de 2024.

2024 será también el año del Fiat Panda, un coche que no sólo se ofrecerá con cero emisiones, como el Fiat Topolino y el Fiat 600, sino que dará a la marca turinesa un fuerte impulso para consolidar su liderazgo en el segmento A.

"Será un coche icónico para el estilo de vida italiano", dijo el CEO de Stellantis. Y se producirá en más de una planta. Sólo queda esperar que la Euro 7 "no acabe con él", en un gesto directo hacia las autoridades europeas.

Fiat 600e Red

Fiat 600 Red

Paridad entre combustión y eléctricos

A continuación, Tavares abordó la espinosa cuestión de cómo y cuándo se alcanzará la paridad de precios entre los coches de propulsión convencional y los eléctricos.

"La diferencia se está reduciendo", explicó, "pero no tengo una fecha precisa. También porque la cuestión es un poco más compleja. Digamos que la paridad se alcanzará cuando los precios de los coches eléctricos permitan a un grupo como el nuestro mantener intacta su clientela, compuesta en gran parte por la clase media".

Il rilancio dei brand Citroen e Fiat per le masse

La paridad, en definitiva, se conseguirá no tanto por un precio de catálogo equivalente, sino por el mismo nivel de accesibilidad entre los coches de gasolina y los de batería. Por supuesto, en esto el precio es decisivo. Por eso Stellantis trabaja en varios frentes. En primer lugar, reduciendo el coste de las baterías, lo que es posible trabajando con proveedores especializados, pero también, desarrollando una cadena de suministro comparable a la que utilizan los fabricantes chinos, que actualmente disfrutan de una posición ventajosa.

Sobre este aspecto, Tavares declaró: "Llevo seis años hablando con la UE. No quieren escuchar. La ofensiva china está aquí. Tienen costes competitivos y nosotros estamos preparados para la batalla". Y remató: "No será fácil, pero estamos en buena posición para salir bien parados de la confrontación. Creo que ha llegado el momento de centrar nuestros esfuerzos en los productos y los métodos, en lugar de seguir intentando presionar a las partes que no quieren escuchar".

La reorganización de la producción

Tavares también habló de la producción. Observando la situación en Italia, donde actualmente se producen 500.000 coches al año, Stellantis planea duplicar los volúmenes.

"Las conversaciones con el ministro Urso son constructivas. Por tanto, llegar a producir un millón de vehículos en Italia no nos asusta. Es un objetivo alcanzable, pero no puede ser sólo de Stellantis, todo el país debe apoyar al sector.

La historia de Mirafiori

Fábrica del Fiat 500e en Mirafiori

En cuanto al conjunto de las actividades de producción del grupo, Tavares afirmó que "Stellantis tiene tres "países de origen", Estados Unidos, Italia y Francia, y que con las autoridades de los tres países se mantiene un diálogo continuo para crear situaciones beneficiosas para todos. 

En general, sin embargo, la producción de Stellantis aumentará. "Tenemos una sólida cartera de pedidos, con más de 2 millones de reservas que nos garantizan cuatro meses completos de trabajo. A favor del aumento de los volúmenes está el hecho de que la crisis de los chips ha quedado prácticamente atrás ("a finales de septiembre se volverá a la normalidad") y que el grupo se ha garantizado una cadena de suministro suficiente para funcionar sin problemas hasta 2027, con el objetivo de protegerse rápidamente hasta 2030".

Galería: Fotos - Citroën ë-c3 2023