Con 4,69 metros de longitud, el Skoda Kodiaq es uno de los SUV de tamaño medio más prácticos y amplios del mercado. ¿Lo quieres? Pues debes saber que ahora es el momento idóneo, pues nunca va a estar más barato que ahora. El motivo es que la segunda generación del vehículo se encuentra a la vuelta de la esquina.

Eso significa que los precios se incrementarán, con lo cual si no te importa comprar un todocamino cercano a la jubilación, no deberías tardar mucho en decidirte y acercarte a un concesionario oficial. 

Ahora mismo, puede ser tuyo por 40.460 euros, una cifra que, tal y como están los tiempos, nos parece francamente interesante. No en vano, te llevarías a casa un coche con cinco fabulosas plazas y un enorme maletero de 650 litros, que son 835 si desplazamos hacia delante la segunda fila de asientos. Sí, la regulación longitudinal es de serie.  

Galería: Prueba Skoda Kodiaq TDI 150 CV Style DSG

SUV ampliamente equipado

La versión de acceso a la gama emplea el motor turbo de gasolina 1.5 TSI de 150 CV, asociado a la transmisión automática de doble embrague DSG con siete velocidades, modo Sport y levas. Esta combinación genera unas prestaciones más que suficientes para viajar: 206 km/h de punta y 9,8 segundos en el 0 a 100. 

El propulsor no incluye un aporte eléctrico, así que se conforma con la etiqueta C. En cuanto al consumo, la media homologada alcanza los 6,8 l/100 km, una cifra que podemos ver en desplazamientos interurbanos a ritmos tranquilos. 

Esta variante del Skoda Kodiaq es de tracción delantera y dispone del acabado Ambition, que incluye de serie climatizador bizona, cámara de visión trasera, faros LED, llantas de aleación de 17 pulgadas (con neumáticos 215/65), instrumentación digital de 10,25 pulgadas, pantalla táctil de 8 pulgadas, sistema multimedia compatible con Android Auto y Apple CarPlay...

TDI de 150 CV, 2.400 euros más caro

En general, el SUV checo es muy agradable de conducir, pues el chasis tiene una configuración cómoda, pero no resulta un coche torpe a la hora de negociar las curvas, sino que se controla bien y se conduce fácil cuando llegan los giros. 

Si te convence más con el motor turbodiésel 2.0 TDI, también con 150 CV, por ofrecer consumos más bajos (media homologada de 5,3 litros cada 100 km), hay que pagar un poco más: 42.860 euros, es decir, 2.400 euros más. En cualquier caso, haz números y analiza esta oportunidad tan buena.