La marca china BYD ya ha aterrizado en nuestro país con tres modelos eléctricos interesantes: ATTO 3, HAN y TANG, más los DOLPHIN y SEAL que llegarán más adelante. Pero en su país de origen, la gama es aún mayor e incluye vehículos 'low cost' como el Yuan Pro 2023. 

Viendo la foto de apertura, no hace falta que te diga que se basa completamente en el Ford EcoSport, ¿verdad? Pero lo que más te va a sorprender es su precio, ya que el coche está tasado entre 39.000 y 58.100 yuanes, es decir, entre apenas 5.100 y 7.600 euros. ¡Menuda ganga sería en Europa! 

Este SUV eléctrico mide 4,37 metros de longitud y se impulsa con un motor síncrono de imanes permanentes de 95 CV (70 kW) y un par máximo de 180 Nm. El coche utiliza baterías de litio, hierro y fosfato con 38 y 47 kWh de capacidad, que otorgan autonomías de 320 y 401 km, respectivamente, en ciclo NEDC y soportan cargas con corriente continua. 

BYD Yuan Pro 2023

Carrocería y cabina del BYD Yuan Pro

En el plano estético, es la zaga la que clava la imagen del EcoSport, con la rueda de repuesto anclada al portón trasero de apertura lateral y unos pilotos con una fisonomía muy parecida a los del vehículo de Ford

En el interior, el BYD Yuan Pro 2023 incorpora una decoración bicolor, además de una instrumentación digital LCD de 8 pulgadas y la pantalla multimedia de 10,1, que se han convertido en elementos de serie.

Este coche chino también incorpora el sistema de conexión de red inteligente DiLink 4.0, y la interfaz del monitor genera una visión bastante elegante. Resulta curioso que por apenas 5.000 euros venga así de bien equipado...

Galería: BYD Yuan Pro 2023

En la consola central se incluyen algunos botones convencionales alrededor del selector del cambio automático, como el de los programas de conducción. El BYD Yuan Pro 2023 puede incorporar además una base de carga inalámbrica.

En fin, parece claro que BYD tiene como premisa 'atacar' los mercados globales proponiendo coches interesantes por precios muy bajos. En este caso, no se ha cortado ni un pelo a la hora de clonar un vehículo de una marca tradicional, pero sus vehículos 'europeos' siguen un patrón estético propio. 

Fuente y fotos: Autohome