En un mundo repleto de modelos familiares que todavía no tenía ni idea del futuro exceso de modelos SUV que llegaría al mercado unas décadas después, Audi se atrevió con su primer crossover, un modelo a medio camino entre un familiar y un todoterreno, que llegó mucho antes que cualquier vehículo de la ahora prolífica familia Q de la marca.

Tras el primer RS familiar de la gama, la marca de los cuatro aros lanzó el Audi allroad quattro, una icónica versión del entonces nuevo Audi A6 Avant, que durante años fue uno de los favoritos de los amantes de la marca, especialmente en su versión V6 biturbo de 2,7 litros.

Galería: Audi allroad quattro (1999-2005)

La historia

Aunque la segunda generación del Audi A6 debutó en 1997, con la denominación C5, y al año siguiente se lanzó el familiar denominado Avant, el año 2000 permanece en la memoria de Audi como el año en el que se presentó el primer allroad en el Salón del Automóvil de Ginebra. El lanzamiento al mercado se produjo poco después, pero la producción comenzó antes del estreno, a finales de 1999.

El Audi allroad quattro se desarrolló con el objetivo de crear un coche familiar sin concesiones, que pudiera impresionar tanto en carretera como fuera del asfalto, elevando los niveles de rendimiento y los estándares tecnológicos por encima de la competencia (que hasta entonces había estado formada principalmente por el Volvo Cross Country y el Subaru Outback).

Audi allroad quattro C5 (1999-2005)
Audi allroad quattro C5 (1999-2005)

Además de las características de estilo tan propias de este primer allroad, era la suspensión neumática controlada electrónicamente lo que hizo especialmente interesante a este A6, ya que podía variar la altura libre al suelo de la carrocería desde unos 14 hasta 21 centímetros, algo que lo dotaba de una versatilidad única dentro de la gama A6 Avant.

Originalmente estuvo disponible con dos motores: por un lado el diésel V6 de 2,5 litros y 180 CV y por otro el gasolina V6 biturbo de 2,7 litros y 250 CV, aunque posteriormente la gama se amplió hacia abajo, incluyendo un TDI de menor potencia, 163 CV, y después también por la parte alta, con un V8 de gasolina de 300 CV. Por supuesto, la tracción integral quattro del fabricante alemán fue un estandarte del allroad quattro.

Audi allroad quattro C5 (1999-2005)

Para distinguirse del resto de hermanos de gama, el allroad gozaba de unos paragolpes específicos con molduras de plástico y embellecedores en los pasos de rueda, además de algunos detalles cromados como los listones de las taloneras o las barras de techo. También eran interesantes las llantas de aleación, calzadas con neumáticos 225/55 R17.

En la época se decía que el allroad 2.7 T era bastante rápido en carretera, aunque no muy ruidoso, y a pesar de la potencia de 250 CV a 5.800 rpm, lo mejor del motor biturbo era el par motor máximo del modelo, disponible desde muy abajo. Además, la transmisión manual de seis marchas resultaba una buena compañera, algo que no era así con la tiptronic.

Audi allroad quattro C5 (1999-2005)
Audi allroad quattro C5 (1999-2005)

En cuanto a los puntos débiles, el peso era mayor que en un A6 Avant y la aerodinámica era también peor, lo que hacía que el consumo de combustible fuera elevado, especialmente en el 2.7 T, por lo que para viajar era mejor opción la versión TDI.

Además, el equipo de frenos no era demasiado potente y la suspensión electrónica supone una fuente de problemas, especialmente tras todos estos años, ya que resulta cara de reparar.

Audi allroad quattro C5 (1999-2005)

¿Cuánto cuesta hoy?

En su día, el Audi allroad quattro con motor diésel arrancaba en unos 50.000 euros, si bien la versión biturbo de gasolina costaba bastante más. El modelo estuvo en producción hasta julio del año 2005, cuando tuvo que dejar paso a la siguiente generación el Audi A6, el C6, que también contó con una versión allroad de similar aspecto y características. 

Hoy en día los precios del allroad original son bastante más asequibles, aunque tienen muchísimos kilómetros, al menos la mayoría de los disponibles en nuestro mercado. Hay ejemplares por entre 2.000 y 6.000 euros, siendo los V6 de gasolina los más costosos.