Uno de los lanzamientos automovilísticos más esperados del año por fin se ha producido. El primer SUV de la historia de Ferrari (aunque ellos afirman que no es un SUV) ha sido presentado al público, después de algunos años de especulaciones sobre su nombre, su aspecto y su impacto en la reputación y las ventas de la marca.

Sin duda, el Purosangue es uno de los pocos vehículos a los que tanto la prensa como el mundo financiero (incluyendo las agencias de calificación crediticia) prestan atención. Y eso significa mucho para Ferrari.

Dejando de lado las especificaciones técnicas y el diseño del Purosangue, este vehículo sitúa a Ferrari en una categoría totalmente diferente. Aunque la marca no lo considera un SUV, está claro que este nuevo producto es la respuesta de Ferrari al auge de los SUV en los segmentos superiores de lujo del mercado. Y sí, Rolls-Royce, Bentley, Aston Martin y Lamborghini ya forman parte de él.

Motor1.com Numbers, Ferrari Purosangue

Me gusta llamarlo el segmento de los F-SUV de lujo y el año pasado encontró más de 14.200 nuevos clientes. Entre ellos, se encuentran los que compraron el Bentley Bentayga, el Lamborghini Urus, el Aston Martin DBX y el Rolls-Royce Cullinan. Sus ventas combinadas aumentaron un 40% en comparación con 2020, y se espera que crezcan aún más en 2022. Los cuatro modelos, con precios y posicionamiento diferentes, registraron un crecimiento de dos dígitos, con el Aston Martin subiendo más del 400%.

Estos superSUV se venden principalmente en la región Estados Unidos-Canadá, donde se quedó el 31% del volumen global en 2021. La demanda allí aumentó un 46%, hasta superar las 4.400 unidades. Su segundo mercado más importante fue China, con más de 3.700 unidades, un 23% más.

Motor1.com Numbers, Ferrari Purosangue

Europa se situó en tercer lugar, con 3.622 unidades y un 33% más que en 2020. Dentro de estos mercados, Reino Unido lideró sumando el 40% del total europeo, seguido de Alemania con el 26% de cuota, Suiza con el 6,3%, Italia con el 5,1% y Francia con el 3,0%.

En cuanto a su penetración en el mercado de las ventas de SUV, Mónaco se hizo con el liderazgo al representar el 4,8% del volumen. Al microestado europeo le siguieron Singapur (0,8%), San Marino (0,5%), Andorra (0,4%) y Qatar (0,3%).

El posicionamiento correcto

A tenor de la escasa información y de las imágenes oficiales facilitadas por Ferrari, el Purosangue parece ser un producto adecuado y con un alto potencial. En primer lugar, el posicionamiento como un deportivo para cuatro pasajeros pretende alinear el nuevo vehículo con el resto de la gama, y no como un Ferrari totalmente diferente.

Y a diferencia de sus rivales más cercanos, Ferrari ha decidido centrarse más en las prestaciones que en la utilidad. Es decir, hay más de "Sport" que de "Utility" en este SUV. Esto se nota en el limitado espacio interior, en las cuatro plazas en lugar de cinco y en el tradicional salpicadero de Ferrari. De hecho, hay más cosas en común entre el Purosangue y el resto de los coches deportivos, de lo que cualquiera podría pensar.

Por eso creo que este nuevo Ferrari pegará fuerte en el segmento y se convertirá en un nuevo protagonista de la industria.