El Toyota GR Yaris es sin duda uno de los deportivos pequeños más calientes e interesantes de los últimos años. Con tracción a las cuatro ruedas y 261 CV de potencia metidos en una carrocería de solo 4,0 metros, el picante utilitario japonés firma unas prestaciones y un comportamiento muy cercanos a los de un coche de rally.

Sin embargo, el GR Yaris parece tener mucho potencial sin explotar. Prueba de ello es la puesta a punto del taller alemán Senner, que asegura haber conseguido unos impresionantes 351 CV.

90 CV más y una nueva 'voz'

Presente desde hace más de 30 años en el mundo del tuning, el preparador ha desarrollado un kit especial para el motor y la carrocería del GR Yaris. Empezando por la mecánica, el bloque de tres cilindros turboalimentado con 1,6 litros ha recibido importantes cambios en la cartografía de la ECU, el sistema de refrigeración y el escape.

Ahora, gracias en parte a los tubos de escape de carbono de Milltek, el Toyota registra 351 CV y 435 Nm de par, frente a los 261 CV y 360 Nm del coche de serie. ¡No está nada mal la mejora!

Toyota GR Yaris by Senner
Toyota GR Yaris by Senner

Senner no ha hecho pública ninguna información específica sobre las prestaciones, pero creemos que el kit High Performance ha permitido mejorar aún más las cifras originales, que hablan de un 0 a 100 km/h en 5,5 segundos y una velocidad máxima de 230 km/h.

Así 'muerde' el asfalto

Además de la gran potencia, Senner estudió una serie de modificaciones estéticas y de equipamiento. En concreto, el preparador ha instalado unas llantas de aleación ligera Kiwami Work procedentes de Japón y montadas sobre neumáticos semi-slick Michelin Pilot Sport Cup 2 con dimensiones 245/35 R18.

Toyota GR Yaris by Senner
Toyota GR Yaris by Senner

A pesar de que los neumáticos son 5 centímetros más anchos que los de serie, Senner afirma que esta solución ha permitido reducir el peso de cada rueda a tan solo 19 kg, lo que supone un beneficio directo para la experiencia de conducción.

Hablando de puesta a punto, el especialista también ha montado la suspensión ajustable (de forma manual) KW Variant 3, cuya respuesta puede amoldarse según la carretera por la que se circule para conseguir un GR Yaris más rígido o más suave.

¿El coste de todas las modificaciones? 15.000 euros. Cabe recordar que el precio del coche comienza en 37.500 euros. A continuación tienes tres pruebas y toda la información técnica de este deportivo que ya está haciendo historia.