Periódicamente, descubrimos casos de coches abandonados muy especiales. Desconocemos la historia de este DeLorean DMC-12, pero sabemos que apareció hace tiempo en un bosque de Carolina del Norte, en Estados Unidos.

Como puedes ver en la foto, su estado era lamentable, repleto de suciedad y también de óxido, fruto de estar parado durante un largo periodo de tiempo. Desafortunadamente, no tenemos ni idea de quién es el dueño ni por qué decidió dejarlo allí.

Ojalá alguien lo haya rescatado y dado una segunda vida, a pesar de que la restauración no sea precisamente barata. Pero bueno, al fin y al cabo, estamos hablando de un icono del cine, gracias a la saga cinematográfica Regreso al Futuro.

Galería: DeLorean DMC-12 1981

Cabe recordar que este coche fue un sonado fracaso comercial a comienzos de los años 80 (entre 1981 y 1982), pero su participación en la primera película de la trilogía, de 1985 y protagonizada por Christopher Lloyd y Michael J. Fox, le catapultó al estrellato, hasta el punto de que hoy en día, muchos pagarían grandes sumas de dinero por tener un ejemplar en casa. 

Curiosamente, no era un vehículo potente, pues se conformaba con los 130 CV que originaba un modesto propulsor 2.9 V6, desarrollado en conjunto por Peugeot, Renault y Volvo. Lo que más destacado de él eran la carrocería con puertas de alas de gaviota y los paneles de acero inoxidable sin pintar. 

En total, se produjeron unos 9.200 DeLorean, pero la compañía DeLorean Motor Company se declaró en quiebra en el mes de octubre de 1982. El diseño del vehículo fue obra de Giorgetto Giugiaro, de Italdesign, mientras que la fábrica encargada del ensamblaje estaba situada en Dunmurri, cerca de Belfast, Irlanda del Norte.  

Hace escasos días conocimos el nuevo DeLorean, llamado Alpha5, un enorme coupé eléctrico de 5,0 metros de largo y con cuatro plazas individuales. Su debut oficial se producirá en Pebble Beach, este próximo mes de agosto.

En el plano mecánico, no sabemos la potencia del coche, pero sí que acelera de 0 a 96 km/h (60 mph) en tan solo 3,4 segundos y que monta una batería de más de 100 kWh de capacidad. Este vehículo se empezará a fabricar en Italia (lo ha diseñado Italdesign) a partir de 2024.