Seguimos con nuestro repaso de vídeos virales de 2021, aquellas grabaciones que se han extendido por muchos canales del mundo de la automoción por su temática singular. El que protagoniza este artículo pertenece a John Stax, amante de los coches.

Este youtuber visitó la flota de vehículos siniestrados de la IAA (Insurance Auto Auction) en Chicago, donde se encuentra su sede central. Esta compañía suele organizar subastas de forma periódica con estos coches que, lógicamente, salen a la venta muy baratos por su estado.

Galería: Accidentes de coches

Stax es uno de esos clientes que suele comprar estos coches accidentados para después repararlos. Entendemos que algunos se los quedará, mientras que con otros hará negocio, vendiéndolos a un precio superior al de la adquisición y la reparación. 

Centrándonos en el vídeo, el youtuber contempló un Nissan GT-R de 2017 con el frontal dañado, además de un Dodge Challenger SRT Hellcat, un Subaru WRX STi, un Dodge Viper, un Porsche 911 (996) Turbo, varios Tesla. ¡Vaya lista!

¿Qué tienen en común todos estos coches? Que todos sufrieron accidentes, aunque de diferente gravedad, por lo que, en algunos casos, algún ejemplar se puede salvar más fácilmente. 

En el momento de grabar el vídeo, Stax buscaba un deportivo, que no estuviera gravemente dañado, por menos de 30.000 dólares. Por ese precio, podría encontrar unidades con el motor y el chasis intactos, solo con desperfectos en la carrocería. 

En ocasiones, Stax ha logrado auténticas gangas, como por ejemplo el Volkswagen Golf R del año 2012 que puedes ver en el siguiente vídeo. Lo compró por solo 8.900 dólares, unos 7.400 euros al cambio. ¿Qué taras tenía el coche? Tan solo que fue robado y los ladrones quitaron algunos elementos, como el logotipo de Volkswagen o el difusor.  

La verdad es que tiene que ser toda una experiencia comprar un deportivo y arreglarlo con un mecánico de confianza. Lógicamente, supone un gran desembolso, pero mucho menor comparado con el que se pide por el coche a estrenar. Sin duda, es un hobby muy interesante para los millonarios con mucho tiempo libre y apasionados por los coches. Que se lo digan a los que se pasan por los desguaces de Dubái...