El preparador alemán BRABUS ha decidido 'meter mano' a uno de los SUV más imponentes y exclusivos del mercado, el Mercedes-Maybach GLS 600 4MATIC, que en esencia es un GLS elevado a la enésima potencia. Y hablando de potencia, este nuevo BRABUS no va precisamente cojo en ese aspecto, como cabría esperar.

Aunque los cambios más importantes los encontramos precisamente bajo el capó, este BRABUS 900 estrena también una serie de cambios estéticos con respecto al GLS 600, principalmente nuevos elementos fabricados en fibra de carbono.

Galería: BRABUS 900 Mercedes-Maybach GLS 600

Encontramos componentes en color gris Shadow, como la parrilla, por ejemplo, además de enormes llantas Monoblock M de 24 pulgadas de diámetro. El GLS también queda un poco más bajo, gracias a modificaciones en la suspensión neumática, que rebajan la altura de la carrocería en unos 2,5 centímetros.

El habitáculo, además, también recibe una nueva tapicería bitono, en colores negro y crema, aunque como suele ser habitual, BRABUS ofrece la posibilidad de que el cliente personalice completamente todo, ya que trabajan bajo pedido.

BRABUS 900 Mercedes-Maybach GLS 600
BRABUS 900 Mercedes-Maybach GLS 600
BRABUS 900 Mercedes-Maybach GLS 600

Siguiendo la tradición de la casa, la denominación BRABUS 900 hace alusión a la potencia que se logra exprimir del motor V8 biturbo alemán, cuya cilindrada además se ha aumentado, pasando de 4,0 a 4,5 litros.

Gracias también a dos nuevos turbocompresores, el bloque 4.5 V8 biturbo alcanza una potencia de 900 CV y desarrolla un par motor máximo de 1.250 Nm, aunque BRABUS lo limita a 1.050 Nm para preservar la transmisión.

BRABUS 900 Mercedes-Maybach GLS 600
BRABUS 900 Mercedes-Maybach GLS 600
BRABUS 900 Mercedes-Maybach GLS 600

El especialista ha modificado también el sistema de admisión del motor y ha instalado un nuevo escape activo de altas prestaciones, fabricado en acero inoxidable y con grandes colas traseras rectangulares, integradas en el nuevo difusor. 

BRABUS declara unas prestaciones de primer nivel, con una aceleración de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y una velocidad máxima de 320 km/h. Cifras de verdadero escándalo para un mastodóntico y lujoso SUV como el GLS de Mercedes-Maybach.