El anuncio hizo mucho ruido. El pasado mes de octubre, el ministro del Interior francés, Gérald Darmanin, anunció que había encargado un nuevo vehículo de intervención rápida para la gendarmería. Se acabó el Renault Mégane R.S. y llega el sublime Alpine A110.

En total, el ERI (Équipe Rapide d'Intervention) estará equipado con 26 Alpine A110 preparados por Durisotti. El pasado mes de diciembre, el deportivo francés con los colores de la Gendarmería se presentó en el corazón de l'Hôtel de Beauveau, la sede del Ministerio del Interior galo.

Galería: Los Alpine de la Gendarmerie francesa

Solo unos días más tarde, el primer ejemplar fue entregado por el piloto francés de F1, Esteban Ocon, a los responsables de la gendarmería de Houdan, en la región de los Yvelines.

Las 25 unidades restantes debían prepararse para su entrega en una fecha posterior y ahora, en pleno mes de abril, la Gendarmería Nacional ha publicado las fotos de todos los Alpine A110 que se les van a entregar. Eso sí, la publicación en Facebook no menciona la fecha de entrega, aunque todo apunta a que será pronto.

 

A modo de recordatorio, el Alpine A110 cuenta con el motor de cuatro cilindros 1.8 TCe de 252 CV. Con un peso que oscila entre los 1.102 y los 1.140 kg (en vacío), este deportivo es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 250 km/h. 

Alpines de la Gendarmerie francesa

En la actualidad, también está disponible en versiones GT y S, que ofrecen un aspecto más deportivo y son más potentes que el modelo estándar. La potencia del motor aumenta de 252 CV a 300 CV, lo que permite al coche acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 275 km/h. Los precios son de 62.200 euros para el A110, 72.500 euros para el A110 GT y 74.800 euros para el A110 S.

Alpines de la Gendarmerie francesa

La colaboración entre Alpine y la Gendarmería Nacional francesa no es nueva. En 1967, el primer Alpine A110 ya se utilizaba como vehículo de intervención rápida. Y en 1973, la gendarmería condujo también un Alpine A310.

Alpines de la Gendarmerie francesa

Aquel modelo estuvo en servicio hasta 1987. Los Alpine GTA también se pusieron a disposición de la Gendarmería, pero no se utilizaron en las autopistas, sino por otro tipo de vías secundarias o por las ciudades.