Es una forma más asequible de comprar una leyenda de los años 90.

El McLaren F1 está considerado por muchos como el mejor superdeportivo de los años 90. Producido entre 1992 y 1998, este 'cochazo' con motor V12 de 627 CV se limitó a solo 106 ejemplares, lo que significa que es muy, muy difícil comprar una de las unidades existentes hoy en día.

Incluso si encuentras alguna a la venta, podrías acabar pagando una cifra increíble de varios millones de euros, como se vio en una subasta reciente. Pero alguien en Reino Unido va a disfrutar de un F1 y de su asiento central por mucho, mucho menos.

Probablemente, ya habrás adivinado que el coche que ves en la galería adjunta no es un F1 auténtico, sino una réplica. Está basado en un Porsche Boxster de la generación anterior y, bajo nuestro parecer, tiene buena pinta. Claro, hay una serie de pequeñas ejecuciones imperfectas aquí y allá, pero nada que arruine el aspecto general del vehículo.

Galería: McLaren F1 réplica, a la venta

Según los detalles de la subasta, esta copia es totalmente funcional y se puede conducir. Curiosamente, está equipada con una parte delantera elevada hidráulicamente para poder superar badenes o rampas de garajes, una característica interesante teniendo en cuenta la mínima distancia a la carretera de la réplica.

El vendedor también explica que toda la tecnología utilizada debajo de la carrocería proviene de Porsche, incluidos el tren motriz, la suspensión, los frenos, el interior... Hablando del interior, es importante señalar que la réplica ofrece el asiento central del conductor, como el modelo original, además de otros dos asientos detrás.

La subasta de esta réplica finalizó hace unos días con el pago de 51.000 libras esterlinas (casi 60.000 euros al cambio) por el coche. Con los precios de los F1 originales por las nubes, ¿te parece razonable este precio? Estamos deseando recibir vuestros comentarios en nuestros perfiles de redes sociales.

Lógicamente, esta réplica no alcanzará los más de 322 km/h de velocidad punta que declaraba el modelo original, gracias al motor atmosférico de origen BMW, que cubica 6,1 litros y se monta detrás del habitáculo.

Te invitamos a ver todas las fotos de la galería adjunta para que te formes una opinión al respecto de esta creación. Y tampoco te pierdas el siguiente vídeo del Artura, el nuevo superdeportivo electrificado de McLaren.